CÓD.A04-S03-09 ONLINE

Análisis de la sobreestimulación infantil producida por el uso de objetos lúdicos electrónicos, en niños y niñas de entre 3 y 6 años

INTRODUCCIÓN

En los primeros años de vida, el cerebro del niño dispone de múltiples capacidades potenciales, aún no está especializado, y eso hace que la eficiencia de la plasticidad cerebral sea muy elevada y que, por tanto, cualquier aprendizaje se produzca con gran rapidez. Estudios recientes demuestran que el entrenamiento en tareas demasiado complejas antes de que el cerebro esté preparado para llevarlas a cabo puede producir deficiencias permanentes en la capacidad de aprendizaje.

Un ambiente con una sobrecarga de estímulos tiene como consecuencia una interrupción constante de los procesos de percepción y de atención sostenida, ya que los nuevos estímulos luchan por seguir captando la atención del niño sin que este haya podido asimilar los anteriores.

OBJETIVOS

  • Analizar el entorno familiar, las actividades lúdico-familiares y su vinculación con la estimulación cerebral infantil.
  • Explorar posibles conexiones entre las actividades de juego, los objetos lúdicos y las reacciones y comportamientos infantiles.
  • Conocer los tipos de actividades lúdicas de los niños y su nivel de excitación durante y después del juego.

METODOLOGÍA

Se ha llevado a cabo un diseño no experimental, de tipo exploratorio-descriptivo. Se busca obtener una visión desde el punto de vista de las familias encuestadas a través de un cuestionario online. Estas son familias pertenecientes a centros escolares, con niños y niñas de edades comprendidas entre los 3 y los 6 años. Se usan métodos cuantitativos de manera que se llegue a un conocimiento indirecto de los hechos investigados a través del relato de los familiares participantes.

RESULTADOS

Entre los principales resultados podemos mencionar los siguientes:

  • Cuando los niños y niñas juegan con dispositivos electrónicos, se muestran más nerviosos y alterados que cuando juegan con otros objetos lúdicos como muñecos, puzles, etc. Llegando en ocasiones a estados de gran alteración y rabietas.
  • Al concluir el tiempo de juego con dispositivos electrónicos los niños se muestran más nerviosos y alterados generando en no pocos casos, situaciones de falta de control al tener que abandonar sus objetos electrónicos de juego.

CONCLUSIONES

Una estimulación temprana inadecuada puede ser promotora de procesos de estrés, que dificultarán el correcto desarrollo de las funciones ejecutivas. Asimismo, un ambiente con sobrecarga de estímulos a edades temprana tiene como consecuencia una interrupción constante de los procesos de percepción y de atención sostenida, ya que se evidencia que los nuevos estímulos presentados, luchan por captar la atención de la criatura antes de poder haber asimilado los anteriores.

Para un desarrollo cerebral óptimo, los niños y niñas necesitan jugar, sorprenderse, relajarse y reposar para poder consolidar aprendizajes que van adquiriendo día a día a través de una estimulación e interacción social adecuadas y naturales. De ahí que haya que atender con especial esmero, los escenarios, los objetos lúdicos y los momentos de interacción intensa de los niños y niñas con el ambiente social y natural en el que se desenvuelven.

Palabras clave

Atención Dispositivos Electrónicos Juego Infantil Sobreestimulación Infantil

Ponencia Online

Documentación de apoyo a la presentación ONLINE de la ponencia

Ver el video en youtube


Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Juan Luis Gómez Gutiérrez

Ver Perfil

profile avatar

Verónica Fernández Espinosa

Ver Perfil

profile avatar

Sara Molero Píriz

Ver Perfil


Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 15 comentarios en esta ponencia

    • profile avatar

      Rafael Alavéz Ramírez

      Comentó el 28/06/2021 a las 15:34:01

      Interesante ponencia, es un problema mundial que a diario nos toca vivir como padres en casa y no es sencillo de solucionar, como bien se dice, la tecnología nos rebasa y los niños están sobre estimulados, es difícil luchar contra el bombardeo de la mercadotecnia. Espero sigan aportando investigación al respecto.

      Responder

    • profile avatar

      Telly Yarita Macias Zambrano

      Comentó el 24/06/2021 a las 18:42:15

      Un gran trabajo, sin duda, las y los cuidadores, las mamás, papás y el círculo familiar, es responsable de la orientación de los infantes e ir proporcionando elementos de juego, de acuerdo a sus edades, esto no incluye los dispositivos electrónicos como un pasatiempo para ellas y ellos, ya que a sus edades deberían estar siendo estimulados psico afectiva y motrizmente.

      Responder

      • profile avatar

        Juan Luis Gómez Gutiérrez

        Comentó el 28/06/2021 a las 13:01:33

        Buenos días Telly Yarita, en primer lugar manifestar nuestro agradecimiento por su interés hacia nuestro trabajo.
        En segundo lugar y, en la línea de lo que venimos manifestando a lo largo de estos días, coincidimos plenamente con lo manifestado por usted en cuanto a que el entorno familiar y más concretamente las madres y padres de los niños y niñas son los principales y únicos responsables de dar sentido a la orientación educativa dirigida a los pequeños en aras de emplear los elementos de juego más adecuados para la edad y para el beneficio en el desarrollo de las capacidades y destrezas de todo tipo (motóricas, intelectuales, sociales, etc.).
        La infancia merece ser protegida de todas aquellas influencias que pueden suponer merma en su potencial de desarrollo humano.
        Muchas gracias

        Responder

    • profile avatar

      Sonia Casillas Martín

      Comentó el 24/06/2021 a las 18:21:05

      En primer lugar, enhorabuena por vuestro trabajo. Me parece un estudio muy interesante y de gran actualidad. En vuestros resultados encontráis que cuando los niños y niñas juegan con dispositivos electrónicos se muestran más nerviosos y alterados que cuando juegan con otros objetos lúdicos como muñecos, puzles, etc. Llegando en ocasiones a estados de gran alteración y rabietas.
      Me gustaría saber vuestra opinión de cómo poder solucionar este inconveniente.
      Muchas gracias por vuestro trabajo.

      Responder

      • profile avatar

        Juan Luis Gómez Gutiérrez

        Comentó el 25/06/2021 a las 09:35:37

        Buenos días Sonia, en primer lugar agradecerte el interés mostrado por la temática de nuestro trabajo.
        En respuesta a tu pregunta, creo que hay dos aproximaciones posibles según nuestra reflexión acerca de cómo gestionar la relación de los niños y las niñas menores de 6 años y los dispositivos electrónicos de pantalla.
        Una, quizá la más realista es la limitación drástica del acceso de los niños a estos dispositivos como sustitutos de las actividades lúdicas manipulativas, exploradoras, de relación social directa con otras personas o de relación con el entorno próximo. En este sentido estaríamos en la línea de la mayor parte de la investigación y de las recomendaciones de agencias nacionales e internacionales que dicen y proponen a los padres, madres y cuidadores adultos que limiten el acceso de los niños a estos dispositivos. Antes de los tres años no permitir el uso y acceso, precisamente para promover otro tipo de actividades en los niños. Entre los tres y los seis años, que en ningún caso exceda las dos horas de uso y, siempre bajo la supervisión de un adulto responsable, tanto del tiempo de uso, como del contenido de actividad.
        La segunda es quizá más radical y estricta, pasaría por una limitación total de los niños y niñas menores de seis años a los dispositivos móviles de pantalla, propiciando por parte de los padres/madres y cuidadores adultos entornos de actividad y fomento de actividades en las que los pequeños puedan explorar los objetos y el mundo que los rodea (en casa, en la calle, en la naturaleza), en las que los niños puedan desarrollar su creatividad e imaginación de manera libre y no dirigida por un objeto programado, en las que los pequeños puedan aprender a vivir, a hablar y a relacionarse con las personas reales, de su entorno.
        Tecnología si, pero después de los primeros años de desarrollo. Demos una oportunidad a la infancia.
        Bueno Sonia, por ahí van nuestras conclusiones fruto del trabajo que llevamos realizado.
        Muchas gracias

        Responder

    • profile avatar

      Juan de Dios Benítez Sillero

      Comentó el 24/06/2021 a las 18:10:48

      Enhorabuena por el trabajo a los autores.
      ¿Cómo creéis que el juego motor podría ayudar ante esta perspectiva?
      ¿Creasteis el instrumento o estaba publicado previamente?
      Muchas gracias

      Responder

      • profile avatar

        Verónica Fernández Espinosa

        Comentó el 25/06/2021 a las 11:41:33

        Un saludo y gracias por tu pregunta. Creemos que sí es importante recuperar otro tipo de juego lúdico para los niños, especialmente en estas edades. En nuestra investigación se pone de manifiesto que con otro tipo de juegos como puzzles, legos, juego al aire libre, etc., los niños a estar más tranquilos, menos ansiosos, También se sabe que el juego motor necesario ya que éste favorece la maduración del sistema corporal y la adquisición de las habilidades motrices y ayuda a la maduración de la psicomotricidad gruesa y fina de modo notable. Esto no se logra con el uso de dispositivos.
        En cuanto al instrumento, nosotros lo hicimos y validamos. Muchas gracias.

        Responder

    • profile avatar

      Carmen Gil del Pino

      Comentó el 23/06/2021 a las 17:53:04

      Enhorabuena por vuestra investigación. Me parece muy pertinente en los tiempos que corren. Una pregunta, ¿creéis que el abuso de los dispositivos digitales puede estar afectando el hábito lector de los niños? Muchas gracias.

      Responder

      • profile avatar

        Verónica Fernández Espinosa

        Comentó el 23/06/2021 a las 19:46:38

        Un saluod y gracias por tu pregunta. Existe una idea generalizada de que los niños son más propensos a la lectura si lo llevan a cabo en un dispositivo electrónico como un iPad o un Kindle. Sin embargo, hay un estudio reciente titulado: The influence of access to eReaders, computers and mobile phones on children's book reading frequency, que revela lo contrario.

        Ensta investigación realizada con niños de entre 4 y 6 años, muestra que los niños que tenían acceso regularmente a dispositivos (como el Kindle, iPads y teléfonos móviles) no tienden a usarlos para la lectura. El estudio también reveló que cuantos más dispositivos tiene un niño, menos lee en general.

        Sí considero que suministrar a los niños con dispositivos de lectura electrónica en realidad puede inhibir su lectura y que los libros en papel siguen siendo a menudo los preferidos por los más pequeños, cuestión que se ha demostrado también en otras investigaciones.
        Un saludo y gracias!

        Responder

    • profile avatar

      Ana María Ramírez Carro

      Comentó el 22/06/2021 a las 10:50:06

      Estimados ponentes,
      Muchas gracias por esta excelente investigación, creo que vivimos en un mundo muy industrializado donde la tecnología nos invade y el tiempo en el hogar es cada vez más limitado, por lo que estoy muy de acuerdo que hay cada vez más sobreestimulación tanto por el uso de pantallas electrónicas como por las actividades extraescolares que hacen los niños. Pero mi pregunta es, ¿ no nos pasa lo mismo a los adultos? ¿qué solución podría darse para frenar este uso masivo de "pantallas"?

      Muchas gracias.

      Responder

      • profile avatar

        Juan Luis Gómez Gutiérrez

        Comentó el 28/06/2021 a las 13:14:47

        Buenos días Ana María, muchas gracias por el interés manifestado por nuestro trabajo.
        Respecto a la pregunta. Nuestra preocupación no es sólo por el uso abusivo que en ocasiones pueden sufrir los más pequeños y con él el empleo de una gran cantidad de su tiempo diario, sino que además pasa por que empleando mucho tiempo en el uso de dispositivos electrónicos de pantalla, dejan de llevar a cabo actividades que son vitales para unas personas en pleno desarrollo de momentos críticos para algunas de las funciones básicas, por ejemplo los intercambios verbales comunicativos con otras personas de su entorno.
        Es evidente, que el mantenerse activos en el uso de aplicaciones y tecnologías que alteran sus ritmos naturales, se genera en muchos niños y niñas estados de sobreexcitación que son difíciles de aplacar, además de otros efectos colaterales como pueden ser la dependencia creada hacia el uso de dicho dispositivos (hay niños que no ingieren alimento si no están en contacto con la pantalla, o que no ven el momento de irse a dormir y que incluso hay muchos casos que los adultos responsables de ellos les permiten que usen los dispositivos hasta dormirse (es sabido que las alteraciones de los biorritmos impiden conciliar adecuadamente el sueño, entrando en una dinámica nociva y dañina).
        Para terminar, creo que hay que aprender a levantar la cabeza de los dispositivos e intentar realizar actividades sociales, lúdicas y de otra índole de cara a la vida real, de cara a las personas que nos rodean, de cara a la naturaleza.
        Un saludo y muchas gracias

        Responder

    • profile avatar

      Manuel Ríos Macías

      Comentó el 21/06/2021 a las 15:53:39

      Muchas gracias por vuestra ponencia. La verdad es que los estudios sobre el impacto del uso excesivo de los dispositivos digitales en la primera infancia me resulta muy interesante como padre y como educador social.
      Considero que son numerosas las evidencias científicas que alertan sobre los efectos negativos de la sobreexposición a las pantallas en edades tempranas, por lo que no entiendo que televisiones, ordenadores y pizarras digitales sean usadas por norma y como recurso más que habitual en las clases de Infantil de 3, 4 y 5 años en la mayoría de centros escolares. Es normal, como apuntáis, que se utilice la pantalla como “niñera” en el ámbito doméstico por un ritmo de vida que hace imposible la conciliación, pero hacerlo además en los centros educativos me parece excesivo. Quería preguntarles si conocen algún ejemplo de la regulación y limitación de su uso educativo a nivel internacional y si creen que medidas como esa podrían servir para sensibilizarnos acerca de un uso responsable de tales tecnologías. Muchas gracias por compartir la reflexión con nosotras.

      Responder

      • profile avatar

        Juan Luis Gómez Gutiérrez

        Comentó el 22/06/2021 a las 11:55:38

        Muchas gracias Manuel por tu interés hacia el tema de nuestro trabajo. La verdad es que existe mucha evidencia científica acerca de las repercusiones que el mal uso, casi siempre por un uso excesivo, ocasiona en la infancia, sobre todo entre los más pequeños. En este caso nuestro trabajo y las líneas de investigación que a él se vinculan, de momento, están centradas en la 1ª infancia (menores de 6 años). Es el tercer trabajo publicado en relación con las repercusiones que puede traer el sobre uso de los dispositivos digitales de pantalla sobre los niños y las niñas. Repercusiones que pueden ir desde las vinculadas a los problemas en el desarrollo de determinadas funciones, como el lenguaje oral, el desarrollo cerebral, etc; problemas vinculados a la salud, tanto física como mental de los pequeños, como los problemas visuales, de obesidad, ansiedad, estres, etc; como los problemas relacionales o sociales que suponen una barrera en los procesos de socialización de los niños y niñas.
        Te invito a seguir las conclusiones de nuestros trabajos y que cuentes con nosotros para cuanto nosotros podamos hacer por resolver cualquier duda que pueda surgirte.
        Efectivamente, existen algunos organismos internacionales que han promovido indicaciones y medidas dirigidas, fundamentalmente, al entorno familiar. Por desgracia, en España aún no ha habido pronunciamiento alguno al respecto por parte de ninguna institución pública o privada.
        Me limito a citar alguna de ellas que pueden servir de ejemplo:
        - American Academy of Pediatric. (2016). Media and young minds. Pediatrics, 138(5).
        - Canadian Paediatric Society. (2017). Screen time and young children: Promoting health and development in a digital world. Paediatrics & Child Health, 22(8), 461-468.
        - Department of Health. (2015). Australia’s Physical Activity and Sedentary Behaviour Guidelines. Australian Government, Department of Health.

        Un saludo y muchas gracias

        Responder

    • profile avatar

      Joan Tahull Fort

      Comentó el 19/05/2021 a las 11:08:54

      Estimados,
      quisiera felicitaros por vuestra excelente ponencia, me ha resultado especialmente interesante e iluminadora.
      Quisiera que me realizaran, si lo consideran, una reflexión sobre la relación entre la sobreestimulación de los infantes y la sociedad actual.
      Posibilidades, retos, dificultades...
      ¿Por qué es tan difícil educar a los infantes de una forma más natural y espontanea?
      Muchas gracias por su atención,
      saludos cordiales,
      Joan Tahull

      Responder

      • profile avatar

        Sara Molero Píriz

        Comentó el 25/06/2021 a las 13:59:21

        Muchas gracias por su comentario, nos alegramos que le haya gustado.

        Actualmente, todos estamos siendo sobreestimulados, niños, jóvenes y adultos, ya que vivimos en una sociedad muy exigente que nos obliga a estar permanentemente conectados con nuestro trabajo, estudios, etc. Siempre vamos con prisa, no tenemos tiempo suficiente para atender de manera plena cada asunto que nos ocupa.
        Por este estilo de vida tan ajetreado tendemos a adaptar a los niños a nuestro ritmo. Porque nosotros mismos estamos muy acelerados, no podemos respetar su ritmo propio. Por ello, muchos padres y madres les dejan delante de un dispositivo electrónico para entretenerles. Para que a los adultos les dé tiempo a hacer sus cosas, colocan a los niños delante de la pantalla.
        Esto hace que los niños estén sobreestimulados, es la consecuencia del ritmo frenético de la sociedad actual y del gran desarrollo tecnológico.
        Además, resulta complicado mantener alejados a los niños de todos los dispositivos electrónicos que hay a nuestro alrededor.
        El niño necesita que el adulto le guíe y le acompañe en su aprendizaje respetando su tiempo, pero cuando el adulto necesita dedicarse al trabajo y no puede estar pendiente de él, se suele recurrir a las pantallas digitales para que se mantenga entretenido solo.
        El reto sería apartar a los niños todo lo posible de las pantallas digitales, tal y como hacen los informáticos de Silicon Valley, que paradójicamente llevan a sus hijos a escuelas donde no hay pizarras electrónicas, ni tablets, ordenadores, etc... O el caso de Bill Gates que no les ha dado un móvil a sus hijos hasta que no han tenido 14 años.
        Estos datos deberían hacernos reflexionar. Si los expertos y creadores de los dispositivos electrónicos y de los programas informáticos mantienen alejados a sus hijos de ellos, tendríamos que pensar que existe alguna razón para ello.
        A continuación, le dejo los enlaces donde puede leer estos artículos.

        https://www.nytimes.com/es/2018/10/27/espanol/cultura/hijos-dispositivos-moviles-silicon-valley.html
        https://ecoosfera.com/silicon-valley-estudios-ninos-pantallas/
        https://www.lavanguardia.com/vivo/mamas-y-papas/20170502/422224002271/bill-gates-norma-hijos-movil-edad.html

        Espero haberle respondido. ¡Muchas gracias y un saludo!

        Responder


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.