CÓD.A03-S04-03 ONLINE

Antropología y el trabajo de campo en tiempos de pandemia. Confinamiento y riesgo

Uno de los grandes aportes epistémicos de la antropología es el trabajo de campo. El entrar en contacto in situ con la gente, modificó la perspectiva de la obtención de “datos” e información en las ciencias sociales y clarificó el análisis metodológico desde un punto de vista más cercano, de primera mano, es decir, desde los propios testimonios y vida cotidiana de protagonistas y/o sujetos sociales a los cuales se investiga y analiza.

En tiempos de pandemia, esto se ha modificado o bien se ha dejado de hacer por las sabidas razones sanitarias que, por otro lado, no se sabe aun cuando terminará. Esta situación ha modificado la manera en que la antropología finca parte de su ethos como ciencia social dedicada al escrutinio de las otredades. Y no solo en este campo de estudios, sino en otros más, de los cuales ésta ha influenciado a través del tiempo y desde diversas posiciones, tanto teóricas como metodológicas.

En esta ponencia se hace énfasis en los necesarios replanteamientos de la propia antropología y campos afines que usan el trabajo de campo como el espacio metodológico fundamental para el cara-a-cara en los procesos de investigación cualitativa, deberán efectuar para reestructurar su desarrollo en sus perspectivas de investigación.

En el campo especifico de la Maestría en Estudios Culturales, de la Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH), México, estos retos ya se enfrentan cotidianamente y cobran relevancia por la inminente conversión de su quehacer científico, particularmente desde la mirada de estudiantes de un posgrado reconocido por su perfil de investigación (dentro de lo que en México se llama Padrón Nacional del Consejo de Ciencia y Tecnología de México) en el sur de México, donde desarrollan proyectos de investigación situados geográfica y regionalmente y que, ante la emergencia sanitaria, mantuvieron o al menos intentaron desarrollarlos y dar cuenta de las realidades socioculturales.

Las interrogantes ¿cómo acceder a las diversidades culturales sin el contacto colectivo? ¿Qué tipo de construcción de conocimiento será el que sustituya (¿temporalmente?) el trabajo de campo? ¿Cómo son convenidas, ajustadas o sustituidas las relaciones humanas en las investigaciones de corte cualitativo?  ¿Cómo y con qué efectos en las corporalidades se desarrolla el oficio de investigar en confinamiento y frente al ordenador como dispositivo de saber? Son algunos de los cuestionamientos que expresan los actuales apremios de este oficio y de ahí la urgente discusión cuando atañe a todo un campo de conocimiento, pero también a las nuevas coordenadas epistemológicas con que una gran parte de las ciencias sociales deberá entrar a revisión.

Palabras clave

Confinamiento Investigación Trabajo de Campo

Ponencia Online

Documentación de apoyo a la presentación ONLINE de la ponencia

Ver el video en youtube


Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Juan Pablo Zebadúa Carbonell

Ver Perfil

profile avatar

Javier Rosón Lorente

Ver Perfil

profile avatar

Karla Jeanette Chacon Reynosa

Ver Perfil


Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 6 comentarios en esta ponencia

    • profile avatar

      Flor Gabriela Rios Ventura

      Comentó el 24/06/2021 a las 02:24:07

      Hola, estimados Dra Karla y Dr. Juan Pablo, un gusto escuchar su exposición.
      Tienen mucha razón, con la pandemia todo se vio transformado, nosotros empezamos clase en plena pandemia, y las clases han sido únicamente vía online, hemos tenido dificultades en los encuentros cara a cara con nuestros docentes y compañeros. También, con nuestros proyectos de intervención, hemos replanteado y modificado las técnicas, herramientas y metodologías para que nuestros proyectos no se detengan.
      Aún así, hemos caminado, avanzado gracias al uso de internet y las herramientas virtuales. por lo que me siento muy identificada con su ponencia.
      Los invito a ver nuestro trabajo "La etnografía para el diagnóstico de la vivienda construida con fondos de remesas. Una experiencia entre el trabajo de campo y el virtual"

      Muchos saludos, espero vernos pronto en algún otro encuentro aquí en México.

      Responder

    • profile avatar

      José Luis Caballero Montes

      Comentó el 23/06/2021 a las 03:33:10

      Juan Pablo, karla y Javier reconozco la labor que realizan en el programa de posgrado donde participan proponiendo proyectos en comunidades marginadas en Chiapas, estado con muchas carencias de diversa índole. En esta situación imprevista por la pandemia nos hizo cambiar la forma de trabajar y buscar estrategias para poder avanzar. Formo parte de la maestría en Gestión de Proyectos para el Desarrollo Solidario del IPN en el centro de investigaciones que se encuentra en la ciudad de Oaxaca, también estamos en el programa del PNPC del Conacyt y como ustedes mencionan aún no se tienen lineamientos por parte del Consejo para ver la flexibilidad que pudieran tener cuando se vaya a evaluar el programa y a los estudiantes. Afortunadamente con nuestros estudiantes hemos tenido buena respuesta en algunas comunidades donde realizan los proyectos, ya que han permitido el acceso para el trabajo de campo después de la fase crítica por el problema sanitario. Como pregunta o comentario que opinan del empleo de la etnografia virtual o el método de la foto etnografía para realizar estudios de las comunidades sin estar cara a cara con las personas o en sus territorios. Lo anterior, para nosotros fue una de las estrategias empleadas para que los alumnos avanzaran en sus proyectos.

      Responder

      • profile avatar

        Juan Pablo Zebadúa Carbonell

        Comentó el 23/06/2021 a las 05:51:13

        Estimado José Luis, agradecemos mucho tu comentario y pregunta. Para nosotros es muy importante conocer otras experiencias y, sobre todo, los que estamos inmersos en una institucionalidad que exige resultados concretos. Pienso que, precisamente, esos serán parte de los replanteamientos a los que nos tenemos que adecuar -por lo menos en corto y mediano plazo- en los trabajos de campo y los etnográficos, en particular. Ahora mismo, toda/as tuvimos que mutar a fuerza a las metodologías virtuales (que también son relativamente nuevas, dicho sea de paso). Me parecen necesarias y urgentes y creo ayudarán mucho a proponer alternativas. Lo virtual llegó ya, y para quedarse para siempre. El chiste es, como ustedes, encontrar las "fórmulas" adecuadas a cada situación. La misma pregunta que nos hacemos. ¿Un trabajo de campo sin personas? Gran reto

        Responder

    • profile avatar

      Karla Jeanette Chacon Reynosa

      Comentó el 21/06/2021 a las 18:24:26

      Gracias por el comentario. Sin duda esa frase "No tenemos relaciones sociales para hacer trabajo de campo, sino que podemos hacer trabajo de campo, porque podemos mantener relaciones relaciones" evidencia que si nuestras relaciones sociales están trastocadas por la pandemia, el trabajo de campo también se afecta.

      Saludos.

      Responder

    • profile avatar

      Juan de Dios López López

      Comentó el 21/06/2021 a las 09:48:07

      Estimada Karla y estimado Juan Pablo:
      Muchas gracias por la aportación al simposio. No cabe duda de que la pandemia ha afectado al modo en que hacemos ciencia social puesto que ha afectado tremendamente a ‘lo social’, la materia prima con la que trabajamos. Aunque no sé hasta qué punto esto puede ser considerado un replanteamiento epistemológico ni, incluso, metodológico. La situación de confinamiento y reclusión domiciliaria, por supuesto, cambió nuestras formas de relacionarnos unos con otros, y por tanto cambió también las formas de relacionarnos en ‘el campo’. No obstante, si el trabajo de campo etnográfico consiste estudiar determinados fenómenos sociales a partir de nuestra inserción en los contextos de relaciones en los que tienen lugar, la posibilidad de hacer trabajo de campo siempre existe en tanto que siempre existen dichas redes de relaciones, aunque sus ‘lugares’ y sus formas hayan cambiado. A este respecto me gusta recordar una frase que le he escuchado muchas veces al profesor Javier García Castaño, participante también en el simposio: ‘No tenemos relaciones sociales para hacer trabajo de campo, sino que podemos hacer trabajo de campo porque podemos mantener relaciones sociales’. En ese sentido, como bien se decía en la ponencia, probablemente el peso de ‘lo digital’ o ‘lo virtual’ sea cada vez mayor, pero no creo que sea una transformación completa de las bases del trabajo de campo.
      Muchas gracias por abrir este necesario debate y saludos.

      Responder

      • profile avatar

        Juan Pablo Zebadúa Carbonell

        Comentó el 22/06/2021 a las 19:29:25

        Estimado Juan de Dios, muchas gracias por tu comentario. Pensamos que, en Latinoamérica, el trabajo de capo implica ir a comunidades marginadas en donde, en tiempos de pandemia, la vacunación aun no llega, las condiciones sociales y sanitarias son muy precarias, e implica trabado má allá de los entornos urvanos. La antropología propone ir In Situ al lugar donde los sujetos están, y si las condiciones no están dadas, el análisis será y ha sido modificado. ¿Trabajo de campo sin gente? He ahí el debate

        Responder


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.