CÓD.A05-S01-09 ONLINE

Comprender la “lógica del dominio”: la perspectiva ecofeminista de Val Plumwood como eje transversal en los estudios de género

El siguiente trabajo pretende mostrar la importancia de comprender los desarrollos que desde la filosofía ecofeminista, en particular la filosofía de la pensadora australiana Val Plumwood, se han llevado a cabo en los últimos años en torno a los análisis sobre la “lógica del dominio” como eje transversal en los estudios de género. Esta lógica, suministrada desde la antigüedad y legada al futuro mediante una serie de creencias e ideas colectivas dentro del marco de una comunidad cultural, ha logrado configurar una cierta imagen del mundo, de la naturaleza, del ser humano y de la sociedad. Este proceso lógico de dominación y/o colonización del primer término sobre el otro ha tenido consecuencias filosóficas, éticas, educativas y políticas sobre una serie de mitos y relatos que se han ido construyendo históricamente sobre la relación masculino/femenino, entre otros.

Para esta lógica, matemática, ecofeminista y filósofa australiana los procesos de dominio responden a un tipo de lógica que se retrotrae siglos atrás, concretamente en los pares de dualismos, donde la división hombre/mujer se ha distorsionado en la historia. Comprender la “lógica del dominio” desde la perspectiva que presenta Val Plumwood puede ayudar a desenmascarar numerosos mitos, así como diferentes procesos de dominación, a la vez que ayuda a establecer filosóficamente una base común para la docencia e investigación de los estudios de género.

Palabras clave

Dualismo Ecofeminismo Género Lógica del Dominio Val Plumwood

Ponencia Online

Documentación de apoyo a la presentación ONLINE de la ponencia

Ver el video en youtube


Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Javier Romero

Ver Perfil


Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 4 comentarios en esta ponencia

    • profile avatar

      Laura Martínez-Jiménez

      Comentó el 24/06/2021 a las 11:39:24

      ¡Hola Javier! Belén Zurbano y yo te agradecemos tu participación en el congreso y, sobre todo, acercarnos a una autora desconocida para muchas en la academia del Estado español. 

      Hablabas de la igualdad como clave para desterrar los dualismos. Escuchándote pienso también en la interdependencia que reclaman las economías feministas críticas como otra noción/prática que podría ser muy útil para demostrar la "ficción" de los dualismos en clase (por ejemplo, debatiendo con el alumnado sobre cómo todos los seres vivos tenemos ese vínculo de interdependencia y que la independencia ---a la manera individualista neoliberal--- es una fantasía, ya que todas las personas necesitamos cuidados). ¿Qué te parece este planteamiento? 
      Además, queríamos preguntarte también si crees que, como en el caso del esencialismo estratégico, el uso de los dualismos como herramienta situada y siempre desde una perspectiva crítica puede tener sentido o potencial analítico aún. Es decir, valernos de estos dualismos para explicar críticamente realidades y para demostrar la propia insuficiencia de esos mismos dualismos para entender toda la complejidad y diversidad de dichas realidades. Sería algo así como utilizar para nuestro beneficio las herramientas del amo (tomando la expresión de Audre Lorde) y, a través de esta misma utilización, demostrar que están agotadas.

      ¡Muchas gracias!

      Responder

      • profile avatar

        Javier Romero

        Comentó el 24/06/2021 a las 12:23:51

        Hola Laura, gracias a vosotras por prestar este espacio de debate y reflexión conjunta sobre un tema que nos interesa a tod@s. Sin lugar a dudas estoy contigo. Es más, la idea que mantiene Plumwood en " Feminism and the Mastery of Nature" (1993) y "Environmental Culture: The Ecological Crisis of Reason" (2002) es similar a la idea que propones: mostrar la ficción en numerosos dualismos dados durante más de 2000 años debido a una lógica muy concreta, conocida técnicamente como "lógica clásica" (en el capítulo de libro se muestra un breve ejemplo a partir de un diagrama de Venn de este tipo de "lógica del dominio" incrustada en nuestro más profundo pensamiento).

        La interdependencia y ecodependencia es clave para observar que, a pesar de la ficción neoliberal, hay dos momentos vitales claves donde necesitamos mínimamente unos cuidados en la mayor parte de los casos (sin contar los cuidados a lo largo de nuestra vida: familiar, social, institucional....): el nacimiento y la vejez (curiosamente las dos etapas de la vida donde emerge el organismo, por una parte, así como desaparece el organismo, por otra). Es más, esa utopía neoliberal es una falacia no sólo desde un punto de vista metaético sino también según los restos paleontológicos de nuestros ancestros (hay conductas de cuidado que se remontan al Homo georgicus o aquí, en España, al Homo heidelbergensis). Una "filosofía de la finitud" en la línea de Plumwood es más coherente aunque pese a muchos.

        Sobre la segunda cuestión, hay que tener en cuenta que cuando hablamos de la relación que existe entre los miembros de pares contrastantes que hacen que sea apropiado llamarlo dualismo en lugar de simplemente una distinción o una dicotomía no es sólo una cuestión de hacer distinciones entre dos tipos de cosas, que es un elemento clave para establecer una relación dualista (es más, resulta difícil imaginar cómo alguien puede arreglárselas sin hacer al menos algunas de las distinciones señaladas), sino que el problema que encuentra Val Plumwood es la forma en que se han tratado las distinciones, las suposiciones posteriores que se hicieron sobre ellas y la relación impuesta a los relatos históricos que obligaron a que las relaciones fuesen dualistas. Tal como indica la autora:

        "Un dualismo es más que una relación de dicotomía, diferencia o no identidad, y más que una simple relación jerárquica. En la construcción dualista, como en la jerarquía, las cualidades (reales o supuestas), la cultura, los valores y las áreas de la vida asociadas con el otro dualizado se construyen de manera sistemática y generalizada y se describen como inferiores. Las jerarquías, sin embargo, pueden verse como abiertas al cambio, como contingentes y cambiantes. Pero una vez que el proceso de dominación forma cultura y construye identidad, el grupo inferiorizado (a menos que pueda reunir recursos culturales para la resistencia) debe internalizar esta inferiorización en su identidad y coludir en esta baja valoración, honrando los valores del centro, que forman el dominante […]. Un dualismo es una expresión cultural intensa, establecida y desarrollada de tal relación jerárquica, que construye conceptos e identidades culturales centrales para hacer literalmente impensables la igualdad y la reciprocidad. El dualismo es una relación de separación y dominación inscrita y naturalizada en la cultura y caracteriza una exclusión radical, un distanciamiento y una oposición entre órdenes construidos como sistemáticamente más altos y más bajos, como inferiores y superiores, como gobernantes y gobernados" (Plumwood, 1993, p. 47-48).

        A esta estructura lógica del dualismo acompaña un trasfondo (negación), una exclusión radical (hiperseparación), una incorporación (definición relacional), una instrumentalización (objetivación) y una homogeneización o estereotipo que se consolida culturalmente e incluso a veces llega a institucionalizarse en una sociedad determinada. No conozco el trabajo de Audre Lorde pero si alude a la dialéctica amo-esclavo de Hegel que tan bien supo analizar e incorporar a la cuestión feminista, por ejemplo, Simone de Beauvoir, no hay problema. Es más, la noción de "amo" en Val Plumwood corresponde de alguna manera al sujeto A que en una negación de todo aquello que no es A (~A) se llega a interpretar como aquel universo específico sin A, esto es, todo lo que hay en el universo excepto lo que cubre A. De esta manera A es el amo del discurso, el que crea la "dependencia negada" respecto a lo que no es A (~A) . Esto es técnico, si, pero podemos ver casos históricos de sujetos de dominación donde el discurso se construye sobre desigualdades respecto a todo aquello que marca el dominio de A sobre lo que no es A. Y ya esto fue denunciado por O. de Gouges y M. Wollstonecraft, por ejemplo.

        Muchas gracias y felicidades de nuevo. Seguimos en contacto.

        Responder

    • profile avatar

      Maite Iglesias Buxeda

      Comentó el 23/06/2021 a las 11:48:16

      Hola Javier, muchas gracias por tu comunicación y por acercarnos el pensamiento de Val Plumwood, autora poco conocida en España. Desde tu experiencia como docente e investigador, ¿cómo aplicas o aplicarías la lógica del dominio a las estructuras universitarias actuales? ¿Cómo puede el trabajo de Val Plumwood revertir las estructuras y relaciones de dominación en la academia? Desde mi experiencia es común que aunque investiguemos y demos clase sobre estas cuestiones nos sea complicado aplicarlas de forma práctica en el día a día de nuestro trabajo.

      Responder

      • profile avatar

        Javier Romero

        Comentó el 23/06/2021 a las 11:56:19

        Hola Maite, gracias por tu pregunta. Tienes razón, Val Plumwood es poco conocida a pesar de tener unos análisis que, como lógica, ha sabido aplicar a cuestiones de dominio en varias facetas (desde la naturaleza a cuestiones de género). Respecto a tu pregunta, si no entiendo mal, la idea que sostienes son las estructuras y relaciones de dominación que se dan en la academia. Bueno, no se que diría Val Plumwood que siempre fue muy alternativa en la Universidad, así me consta por un colega suyo en la ANU, John S. Dryzek. Si decir que de alguna manera las relaciones de un sujeto A respecto a lo que no es A incorporan ya, en los términos de Val Plumwood, una lógica del dominio como se verá en el capítulo de forma técnica (lógica) y práctica. ¿Cómo revertirlas? Val Plumwood cita en varias ocasiones la "Pedagogía del Oprimido" de P. Freire, así como algunas cuestiones de dialógica y comunicación. Un camino estaría por aquí respecto a la docencia (junto con la idea de "El maestro ignorante" de Ranciere. Por otra parte, a nivel estructural, Plumwood denunciaría la opresión que un sujeto A hace sobre aquello que no es A (dependendencia negada afirma ella) y que incluso se ha institucionalizado. Reconocimiento, igualdad, incorporación de nuevas sensibilidades...quizá es un buen camino para empezar a cambiar la dinámica. Gracias.

        Responder


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.