CÓD.A01-S06-03 ONLINE

Consecuencias para el Derecho de la complejidad y volatilidad existentes en las sociedades contemporáneas: elementos a considerar para la formación del jurista

La rapidez y alcance de muchos de los acontecimientos que están proliferando en estas dos primeras décadas del siglo XXI están afectando de manera sustancial a los ordenamientos jurídicos de los Estados, y no sólo en lo que se refiere a aspectos más puntuales relativos al contenido de la regulación, sino en lo concerniente a cuestiones mucho más sustanciales que tienen que ver con los presupuestos institucionales sobre los que se asientan dichos ordenamientos, así como a los valores que inspiran y fundamentan, en última instancia, el contenido de las regulaciones.

Los incesantes cambios también están alterando radicalmente la naturaleza y caracteres de muchos de los hechos que el Derecho tiene que ordenar y regular. Han aparecido multitud de hechos y de nuevas relaciones. La complejidad se ha incrementado. La interdependencia de los acontecimientos es enorme. Los hechos tienen una dimensión transnacional, a veces global. El cambio es continuo y vertiginoso.

Aspectos como los descritos cambiaran sustancialmente algunos de los caracteres que presentan los vigentes ordenamientos jurídicos, y deben ser tenidos en cuenta en la formación de los futuros juristas, tanto si se trata de capacitarlos para ejercer los distintos tipos de profesiones jurídicas encaminadas a aplicar el Derecho, como si su futura actividad profesional se va a desarrollar en ámbitos más cercanos a la producción normativa o investigación en el ámbito jurídico. Los conocimientos y competencias que precisarán los juristas del siglo XXI, más allá de las indispensables competencias digitales, vendrán marcadas y determinadas por muchos de esos cambios tan profundos que van a experimentar los ordenamientos jurídicos. Por todo ello, el objetivo de la presente ponencia es realizar unas aportaciones centradas fundamentalmente en tres tipos de cuestiones.

En primer lugar, tratar de delimitar los posibles perfiles y caracteres que tenderán a presentar los ordenamientos jurídicos en los próximos años. En segundo lugar, mostrar cómo todo esto puede afectar a la función social que deberán cumplir los sistemas jurídicos en el futuro más próximo, así como a la propia concepción del saber jurídico. Finalmente, y como consecuencia de todo ello, qué elementos deberían de tenerse presentes en la formación de las próximas generaciones de juristas.

Palabras clave

derecho Innovación Docente Métodos de Investigación

Ponencia Online

Documentación de apoyo a la presentación ONLINE de la ponencia

Ver el video en youtube


Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Julio Jiménez Escobar

Ver Perfil


Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 6 comentarios en esta ponencia

    • profile avatar

      José Luis Llaquet de Entrambasaguas

      Comentó el 25/06/2021 a las 12:21:57

      Apreciado Prof. Julio Jiménez, buenos días

      Muchas gracias por tu ponencia, tan bien expuesta.
      No resulta fácil estructurar el Derecho en una sociedad compleja y volátil. Me gusta hablar del carácter caleidoscópico del Derecho.
      Comparto contigo que todo jurista, más allá de su posible intervención directa o indirecta (diversos campos de influencia) en el proceso legislativo, debe tener presente la función social de su profesión, porque el Derecho es un saber "servicial". Ojalá sigan saliendo de nuestras aulas futuros juristas con ciencia y con conciencia.
      Saludos cordiales,
      José Luis

      Responder

    • profile avatar

      Adolfo Sánchez Hidalgo

      Comentó el 24/06/2021 a las 18:39:05

      Muchas gracias por su respuesta profesor Jiménez comparto plenamente la necesidad de una formación más humanista en el alumnado del grado de Derecho. Es muy importante enseñarles a los alumnos a pensar y argumentar jurídicamente, sin descuidar los valores a los que sirve todo jurista; ya que esto constituirá la base de su desarrollo personal y profesional. Me honra su interés en mi libro, se lo enviaré con mucho gusto y estaría encantado de comentarlo juntos. Un cordial saludo.

      Responder

      • profile avatar

        Julio Jiménez Escobar

        Comentó el 28/06/2021 a las 12:11:57

        Estimado Adolfo:
        Muchas gracias por tus comentarios.
        Te agradezco mucho tu generosidad al indicar que me enviarás tu libro. Me da mucho pudor, pues conozco bien los pocos ejemplares que las editoriales suelen poner a disposición de los autores. Por eso, aunque te lo agradezco mucho, resérvalo para otra persona a la que le pueda hacer bien, enriqueciéndola, con su lectura. En mi caso, afortunadamente, tengo acceso al libro a través de la biblioteca de mi Universidad; y si tras leerlo, que será lo más probable, tengo que subrayarlo y "trabajarlo" sobre el papel, me lo compraré. Tenemos que apoyar a los autores. ¿No crees?
        Sí sería tremendamente enriquecedor para mí que una vez que lo haya leído en profundidad, lo podamos comentar. En la mayoría de los casos el lector no tiene ese privilegio. Me sentiré muy afortunado con ello.
        Muchas gracias de nuevo y un afectuoso saludo,
        Julio Jiménez

        Responder

    • profile avatar

      Adolfo Sánchez Hidalgo

      Comentó el 22/06/2021 a las 18:15:16

      Le felicito por su ponencia profesor Jiménez y me sumo a sus conclusiones, que bien merecen una reflexión calmada. El pacto de Bolonia y la posterior reforma de los planes de estudios supuso un momento de inflexión para el cambio pedagógico en las aulas universitarias y, en especial, para los estudios de Derecho; sin embargo, hubo muchas voces críticas que advirtieron del peligro de una infantilización del alumnado. ¿Qué opinión le merece la reforma del modelo de enseñanza-aprendizaje que trajo consigo el pacto Bolonia? ¿Ha habido realmente un cambio pedagógico? ¿Se ha producido efectivamente aquella infantilización del alumno universitario de las que se nos advertía? Muchas gracias por su valiosa aportación.

      Responder

      • profile avatar

        Julio Jiménez Escobar

        Comentó el 24/06/2021 a las 14:27:56

        Muchas gracias por sus comentarios profesor Sánchez Hidalgo. Gracias también por la pregunta que formula.
        Respecto a la reforma del modelo de enseñanza-aprendizaje que trajo consigo el pacto Bolonia, creo que un avance importante es el enfoque centrado en competencias que ha supuesto, al menos en parte, ir más allá de un modelo demasiado centrado en los contenidos. Otra cosa es cómo se está implementando este enfoque, pues al final los contenidos prácticamente se han mantenido de una forma u otra (en muchos casos dividiendo lo que eran asignaturas anuales en cuatrimestrales), lo que no me parece necesariamente criticable, pero sí el hecho de que no es lo mismo tener un año para trabajar la maduración y reflexión del alumno sobre una materia, que los ritmos más acelerados que para la asimilación de cuestiones complejas comporta la dimensión temporal del cuatrimestre (y creo que no en todos los casos esto se ha tenido suficientemente en cuenta).
        Además, creo que queda mucho por transitar en lo que se refiere a la evaluación real de las competencias y en lo relativo a cómo se produce su articulación en el conjunto de un plan de estudios. En muchos casos sigue primando el enfoque de yuxtaposición de asignaturas, más que el de estructuración y articulación de un conjunto de competencias que se trabajan y desarrollan a través del total de asignaturas que componen el grado. En los másteres es más fácil. Cuando se elabora la memoria de un máster es posible ver con más facilidad qué tipo de competencias hay que trabajar especialmente para llegar a una especialización concreta. Además las inercias del pasado no pesaban tanto, pues la formación reglada en másteres era novedosa, y no se partía de una estructura previa tan definida durante décadas como en las licenciaturas. Pero todo eso no obsta a que creo que en los grados se podría, en general, haber cuidado mucho más la visión conjunta y holística de un enfoque centrado en competencias. Pero para ello debe estar relativamente claro qué aporta el grado a la formación del alumno y qué el posgrado (que además en Derecho es habilitante para ser abogado), y creo que eso no se ha tenido suficientemente presente en muchas universidades españolas. Me parece que la formación en grado debería centrarse en “amueblar” la cabeza a nuestros egresados con los fundamentos básicos y esenciales de las disciplinas, trabajando lo más propio de la racionalidad jurídica, de la ponderación de juicio de los juristas, de la comprensión del Derecho no únicamente como sistema, sino como el resultado de complejos procesos históricos y sociales. Es decir, una formación que, sin desconocer la dimensión práctica, indispensable en un saber orientado a la práctica como el Derecho (y no meramente especulativo), se centre en las cuestiones esenciales de las principales disciplinas del ordenamiento, y no se preocupe tanto por entrar en las especialidades, que serían trabajadas luego en el máster habilitante, en los másteres de especialización o en la preparación de las oposiciones correspondientes. En definitiva, una formación de perfil más jurídico-humanista, capaz de mostrar lo que supone el Derecho, la función de las distintas disciplinas y profesiones jurídicas ligadas a las mismas, la racionalidad jurídica, etc. En otras palabras, que transmita una visión del Derecho como sistema normativo (en sus aspectos esenciales), pero que sea capaz de mostrar en qué se fundamenta ese sistema, qué valores trata de implantar, de qué presupuestos parte, etc. La especialización y profundización en aspectos concretos de cada sector se trabajaría ya en la especialización en los másteres, sería ya el desarrollo más específico del Derecho como conjunto normativo en las disciplinas jurídicas en las que uno se especializa.
        Por otro lado, le comento que entre las lecturas que tengo reservadas para este verano está su libro “Epistemología y metodología jurídica”. Tengo bastantes ganas de leerlo y me he reservado las vacaciones para poder disfrutar de una manera más pausada de su lectura.
        Muchas gracias de nuevo y un saludo.

        Responder


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.