CÓD.A04-S02-22 ONLINE

De booktubers, bookstagrammers y booktokers: la nueva tríada de influencers de la prescripción lectora en la red

En los últimos años, hemos presenciado la irrupción y éxito de distintas comunidades virtuales relacionadas con la promoción literaria en diversas plataformas y redes sociales. En ellas, jóvenes de todo el mundo comparten su pasión por los libros y crean contenidos de diferente índole: reseñas, lecturas conjuntas, recomendaciones, sorteos, clubes de lectura, recorridos por las estanterías, etc. Asimismo, la nomenclatura para referirse a estos “influencers de los libros” y sus comunidades también ha ido aumentando con el paso del tiempo: YouTube y BookTube, Instagram y Bookstagram, TikTok y BookTok.

En este trabajo realizaremos una aproximación a estas tres comunidades virtuales de prescripción literaria en entornos informales con el propósito fundamental de establecer una tipología de los contenidos que albergan y analizar los motivos de su éxito entre los más jóvenes. Además, examinaremos la interacción que se produce entre los usuarios dentro de las comunidades y la valoración del proceso lector junto al horizonte de expectativas de los participantes.

El estudio de las comunidades virtuales literarias que se forman en estas plataformas y la investigación acerca de los nuevos modos de leer de los adolescentes y los géneros textuales predominantes en estos medios nos permiten elaborar propuestas didácticas para acercar la literatura a las nuevas generaciones y desarrollar la competencia lecto-literaria y la alfabetización mediática mediante herramientas de las que son usuarios asiduos a la vez que aprovechamos los beneficios de los entornos virtuales de aprendizaje informal.

Palabras clave

Bookstagrammers Booktokers Booktubers Influencers Prescripción Lectora

Ponencia Online

Documentación de apoyo a la presentación ONLINE de la ponencia

Ver el video en youtube


Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Carmen Pérez-García

Ver Perfil


Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 15 comentarios en esta ponencia

    • profile avatar

      Jesús Guzmán Mora

      Comentó el 25/06/2021 a las 10:34:23

      Estimada Carmen:

      Muchísimas gracias por tu ponencia, la investigación se promete muy interesante y está en relación directa con nuestro tiempo. Tengo una reflexión que relaciono, de manera directa, con un pequeño prejuicio que hacia la comunidad lectora de YouTube, Instagram y TikTok, ya que puede que algunas de las recomendaciones que realizan estén guiadas por los grupos editoriales a través de contenido publicitario (que no siempre marcan los youtubers, instagramers o tiktokers como tal, a través de distintivos como los hastag #ad o #contenidopublicitario). Me gustaría saber cómo afecta esto a tu investigación y/o su aplicación posterior en el aula.

      Muy agradecido por tu tiempo, enhorabuena por tu trabajo y feliz día.

      Saludos cordiales,

      Jesús

      Responder

      • profile avatar

        Carmen Pérez-García

        Comentó el 25/06/2021 a las 19:37:47

        Estimado Jesús:

        Muchas gracias por tu comentario. Es una cuestión importante la que me planteas, porque es cierto que es un factor que se ha de tener en cuenta. No obstante, mi estudio parte de la exploración de estas comunidades lectoras y las posibilidades que nos ofrecen a la hora de llevar propuestas al aula, de modo que el contenido producido por estos influencers es tratado de manera tangencial pero no constituye el centro de la investigación. Me explicaré mejor: me interesa lo que se produce en cuanto a la temática literaria y el valor social de la lectura principalmente para desarrollar propuestas innovadoras de actividades que puedan "adaptarse" en el aula tanto en forma como en contenido, pero partiendo del éxito de estas redes virtuales donde se produce un aprendizaje informal. Por tanto, aun siendo consciente del componente publicitario que mencionas en tu comentario, mi apuesta va dirigida a la exploración de estas comunidades por parte de los docentes, es decir, conocer su existencia y funcionamiento para aprovechar los beneficios que pueden aportar, pero siempre encauzados hacia la educación reglada. Muchas gracias de nuevo.

        Saludos cordiales,

        Carmen

        Responder

    • profile avatar

      Diana Muela

      Comentó el 25/06/2021 a las 00:38:32

      Muchas gracias por su comunicación, es un asunto muy interesante. Quisiera saber, si es tan amable, con un poco más de detalle del que permite la exposición oral, cómo se ha llevado a cabo el análisis, desde el punto de vista cualitativo. Un saludo

      Responder

      • profile avatar

        Carmen Pérez-García

        Comentó el 25/06/2021 a las 19:24:15

        Estimada Diana:

        Muchas gracias por su comentario. La investigación de la que parte la intervención en este congreso está en proceso, por lo que no puedo arrojar unos resultados muy concluyentes. El análisis parte de una selección general de los perfiles con más usuarios en las distintas plataformas (YouTube, Instagram y TikTok) a partir de la búsqueda a partir de etiquetas específicas pertenecientes a las comunidades lectoras (ej. #booktube, #bookstagram, #booktok, #books, etc.). Más tarde, se incide en el análisis descriptivo de los perfiles más relevantes, de modo que se utilizan diversas herramientas de análisis estadístico, por ejemplo, TikTok Counter y SocialBlade.

        Saludos cordiales,

        Carmen

        Responder

    • profile avatar

      Beatriz Chaves Yuste

      Comentó el 24/06/2021 a las 11:02:54

      Buenos días, Carmen.
      Antes de nada, gracias por tu ponencia y tu investigación. Es muy interesante. Me gustaría formularte un par de preguntas:
      ¿Qué otras explotaciones podrían darse con los Booktubers además de la presentación de reseñas/ club de lectura para comentar libros previamente leidos?
      ¿Hasta qué punto un centro educativo, con menores de edad, puede "gestionar" el buen uso y control de los vídeos utilizados teniendo en cuenta la protección de datos, imagen del menor aun teniendo expreso consentimiento parental?

      Muchas gracias de nuevo por tu ponencia y tus aclaraciones.
      Un saludo

      Responder

      • profile avatar

        Carmen Pérez-García

        Comentó el 24/06/2021 a las 22:17:35

        Estimada Beatriz:

        Muchas gracias por tu comentario. Con relación a las preguntas que me formulas, en el primer caso, creo que se puede aprovechar de muchas maneras y no solo con la creación de vídeos en los que salgan las imágenes de los menores. Por ejemplo, se pueden crear vídeos a partir de recitales de poemas, con imágenes seleccionadas por los estudiantes, fragmentos de texto, etc. (al estilo booktrailer). Todo depende de lo que quiera plantear el docente en el aula y las posibilidades que se tengan. En el caso de Instagram tampoco tiene que mostrarse la imagen de los menores, sino que se pueden hacer otras actividades basadas en la producción textual.
        En todo caso, siempre debe primar la seguridad de nuestro alumnado por lo que sugiero que los vídeos que se generen con la imagen de menores no se publiquen de manera pública aunque tengamos el consentimiento parental para la realización de las actividades. Por ejemplo, YouTube da la opción de publicar los vídeos como ocultos (solo puede acceder quien tiene el enlace del vídeo en cuestión) o privados (el docente lo podría publicar desde una cuenta del centro y solo se podría acceder mediante esa cuenta). No obstante, si lo que queremos es que la imagen de los menores no esté en poder de YouTube y, por ende, Google, lo óptimo sería realizar los vídeos de manera que no se publiquen en la plataforma y que se visualicen, analicen y evalúen solo en el aula, quedando así solo en poder del centro (al modo tradicional). Eso en el caso de que se quiera grabar un vídeo con la imagen de los menores y se tenga el consentimiento paterno.
        Por tanto, con respecto a la segunda pregunta, creo que es un dilema con el que nos encontramos a la hora de planificar nuevas actividades basadas en el uso de las TIC. No todos los centros tienen la misma política con respecto al uso de las redes sociales e, incluso, la utilización de dispositivos, por lo que es una cuestión compleja. Pienso que se debe establecer una normativa genérica que regule el uso de redes por parte de los centros y que, a su vez, destaque la necesidad de desarrollar la competencia digital del alumnado mediante la práctica.

        Saludos cordiales,

        Carmen

        Responder

    • profile avatar

      José Rovira-Collado

      Comentó el 23/06/2021 a las 11:31:12

      Enhorabuena por la comunicación, Carmen.
      Me ha parecido una investigación muy completa e innovadora. Estoy totalmente de acuerdo en los planteamientos que ofreces y en las distintas figuras que describes.
      Un saludo

      Responder

      • profile avatar

        Carmen Pérez-García

        Comentó el 23/06/2021 a las 13:37:14

        Estimado José Rovira:

        Muchas gracias por su comentario. Siempre es un placer leerle y poder compartir intereses. Desde luego, su labor investigadora constituye uno de mis referentes. Intentaré ofrecer unos resultados mucho más descriptivos en el capítulo derivado de esta breve presentación virtual.

        Saludos cordiales,

        Carmen

        Responder

    • profile avatar

      Irene Rodríguez Cachón

      Comentó el 22/06/2021 a las 13:24:51

      Buenas tardes, Carmen:
      Me ha gustado mucho tu propuesta.
      Tengo dos preguntas:
      1. ¿Consideras que, por ejemplo, el booktuber puede relegar al lector tradicional o crees que es más bien algo complementario?
      2. ¿Qué plataforma/red social ves con mayor potencial para el desarrollo de la destreza escrita, Youtube, Instagram o TikTok?
      Gracias.
      Un saludo
      Irene

      Responder

      • profile avatar

        Carmen Pérez-García

        Comentó el 22/06/2021 a las 16:43:03

        Buenas tardes, Irene:

        Muchísimas gracias por tu aportación. Intentaré responder a las dos preguntas lo mejor que pueda.
        Con respecto a la primera pregunta, no creo que el booktuber pueda relegar al lector tradicional, sino que, como bien indicas, es algo complementario y que sirve para ensalzar el valor social de la lectura. Así lo prueba el hecho de que en las principales redes sociales existan comunidades virtuales de lectura, es decir, el lugar reservado a la lectura y a la conversación sobre la literatura ha expandido sus horizontes y ha llegado a los medios digitales para ocupar un huequecito propio. Como ya enunciaba Gemma Lluch, "el hecho lector se transforma en conversación social". Los lectores tradicionales antes hablaban de los libros que leían con amigos cercanos o los pocos que supiesen que compartían una afición por la lectura. A partir de la aparición de los blogs y el auge de las redes sociales, los lectores tradicionales con acceso a internet podían comunicarse y compartir su interés literario con personas de todo el mundo sin límites geográficos y de manera síncrona o asíncrona. Así pues, la actividad de los booktubers y los demás influencers de la lectura constituye un paradigma comunicativo que gira en torno a los libros y la literatura, lo cual puede aprovecharse desde el ámbito educativo siempre que gestione de la manera adecuada.
        Con relación a la segunda pregunta, creo que para desarrollar la destreza escrita puede ser más útil Instagram, aunque estoy en proceso de exploración de TikTok. Y tenemos otra posibilidad que puede desarrollar la capacidad de síntesis y que no debemos relegar: Twitter.
        Espero haber contestado claramente a tus preguntas. No dudes en escribirme si deseas compartir algunas ideas sobre este interesante tema. Muchas gracias.

        Saludos cordiales,

        Carmen

        Responder

    • profile avatar

      José Hernández Ortega

      Comentó el 21/06/2021 a las 22:29:57

      Enhorabuena por su contribución, Carmen.
      ¿Cómo valora el conflicto que se puede dar entre edades mínimas de uso legal de las redes sociales y la perspectiva didáctica? Es obvio que en alumnado de últimos años de ESO y Bachillerato, hay un menor conflicto de intereses, pero no así en cursos inferiores.
      ¿Considera que Tik-Tok se valora más como una red de uso lúdico que formativo? ¿Puede ser la irrupción de Twitch una alternativa a estas redes que ha presentado?
      Agradeciendo su intervención, reciba un cordial saludo.

      Responder

      • profile avatar

        Carmen Pérez-García

        Comentó el 22/06/2021 a las 15:25:47

        Buenas tardes, José:

        Muchísimas gracias por su felicitación y por su comentario en mi ponencia. Me congratula mucho que se haya animado a participar con unas preguntas tan interesantes a las que voy a tratar de contestar de la manera más precisa que me sea posible.
        En primer lugar, con respecto a la valoración sobre el conflicto que puede darse entre edades mínimas de uso legal de las redes sociales y la perspectiva didáctica, creo que es un tema con el que siempre nos tenemos que enfrentar a la hora de planificar una propuesta de innovación en la que se usan este tipo de redes. La edad del alumnado es una cuestión fundamental a la hora de valorar la realización de cualquier tipo de propuesta con estas plataformas, ya que considero que la identidad digital de los menores y su seguridad es lo primero. En mi opinión, antes que nada es primordial que el docente explore y conozca a fondo la herramienta con la que quiere trabajar para valorar los posibles pros y contras. Si todo esto va bien, entonces se ha de informar a los tutores de los menores y pedir los permisos oportunos, tratando de explicar el uso que se va a hacer de la plataforma. Se pueden plantear, en mi opinión, distintos niveles de uso dependiendo de la edad del alumnado y de las circunstancias particulares de la clase en sí y de las políticas del centro. Sin embargo, si vemos que no se puede realizar una actividad con la propia red social por no obtener los permisos para su utilización por parte del alumnado o porque este tiene una edad menor a la de uso legal de la red social, se pueden plantear actividades con otras herramientas en las que se clone su uso y en las que la seguridad y privacidad de los menores sea total.
        Con respecto a TikTok, pienso que hasta hace poco se había estado valorando principalmente su uso lúdico, pero que actualmente muchos investigadores están analizan sus posibilidades didácticas y los posibles beneficios de su utilización en el aula. No obstante, pienso que debe examinarse muy bien su política de privacidad, porque, por lo que tengo entendido, tiene más riesgos que otras redes (ej. Instagram). De hecho, yo misma estoy investigando y explorando la plataforma a partir de la viralización de los booktokers.
        Por último, con relación al uso de Twitch como alternativa a estas redes, podría decir que es una posibilidad a valorar y que necesita más estudios que se centren en su uso educativo. Sé que muchos creadores de contenido se han "trasladado" desde YouTube hasta Twitch por el cambio en las condiciones de uso de la YouTube y por el modelo de suscripciones que tiene. Pero, sinceramente, no he explorado la plataforma lo suficiente como para enunciar su posible éxito o fracaso. Creo que se pueden plantear propuestas interesantes.
        Muchas gracias, José.

        Reciba un cordial saludo de mi parte.

        Responder

    • profile avatar

      María del Carmen Encinas Reguero

      Comentó el 21/06/2021 a las 10:16:21

      Gracias por la ponencia. No me ha quedado claro cómo se propone utilizar estos recursos en la didáctica de la literatura. ¿Podría dar algún ejemplo concreto?

      Responder

      • profile avatar

        Carmen Pérez-García

        Comentó el 21/06/2021 a las 15:06:10

        Estimada María del Carmen:

        Gracias por su interés y por su pregunta. En el vídeo de la presentación solo se expone una somera parte de la investigación que se está llevando a cabo acerca de estas comunidades virtuales, de ahí la brevedad de la misma, pero en el capítulo se detallará todo con más precisión.
        Con respecto a la utilización de estos recursos en la didáctica de la literatura, podría aplicarse de distintas maneras dependiendo de la etapa educativa en la que se pretenda desarrollar. A continuación, le expongo algunos ejemplos para intentar aclarar los posibles usos:
        - En Instagram y, más concretamente, si nos centramos en la comunidad Bookstagram, podemos encontrar distintos clubes de lectura o lecturas conjuntas en las que los usuarios participan de manera asíncrona mediante comentarios en las publicaciones de los organizadores del club o con 'posts' propios en sus 'stories' o en su 'feed' en los que expresan opiniones, ideas, etc. acerca de un determinado capítulo que se está leyendo de manera conjunta entre los miembros. Una posible aplicación en el aula podría ser el desarrollo de un club de lectura en Instagram en el que los miembros debiesen realizar publicaciones acerca de las lecturas que se hacen durante el curso. El tipo de publicación para la evaluación queda a elección del docente y dependiendo de la etapa, como decía anteriormente. En mi opinión, lo más óptimo sería crear una cuenta privada administrada por el docente y que el alumnado se creara una cuenta privada a su vez para participar en la asignatura, siempre teniendo en cuenta las políticas de privacidad de la plataforma y la edad de los alumnos. En todo caso, si se trata de alumnado menor de edad, es imprescindible la autorización de los padres o tutores para el desarrollo de cualquier actividad que implique el uso de este tipo de redes.
        - Otra posible aplicación es la conocida reseña 'booktuber', en la que el alumnado debe grabarse reseñando un libro que ha leído, de modo que tiene que leer la obra y, a su vez, preparar un guion para exponer oralmente su reseña ante la cámara. Esta actividad puede dar más o menos de sí dependiendo de la edad del alumnado. Si se trata de menores de cursos inferiores, aparte de la autorización familiar que hemos considerado como imprescindible, podemos usar herramientas como Genially u otras para clonar la apariencia de YouTube sin subir los vídeos directamente a la plataforma, de modo que las grabaciones solo serían visualizadas por el alumnado y quedarían en poder del docente. Por otra parte, si se accede a la publicación de los vídeos del estudiantado, podemos regular las opciones de privacidad para poner los vídeos como ocultos o privados. Todo depende del caso en el que nos encontremos en el aula.
        - Con respecto a TikTok, es la red social que me encuentro ahora mismo investigando y estoy sopesando los beneficios y desventajas que conlleva su uso en el aula, dado que contiene algunos riesgos añadidos en su utilización con menores, por lo que hay que valorarlo detenidamente.

        Espero haber aclarado un poco la orientación que se le podría dar en el ámbito educativo a la aplicación de estas comunidades virtuales de lectura.

        Reciba un cordial saludo,

        Carmen

        Responder


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.