CÓD.A05-S03-20 ONLINE

EL FUTURO DE LOS EXÁMENES ON LINE TRAS EL COVID 19: UNA REVISION DESDE LA CRITICA CONSTRUCTIVA

RESUMEN: Ante la situación de propagación mundial de una inimaginable pandemia global en pleno s. XXI, la del Covid-19, se ha avivado un debate que, con anterioridad a la pandemia, ya llevaba tiempo en los foros de la docencia universitaria. Una discusión desde el nuevo devenir de los tiempos que, por muchas razones, como la motivación de un alumnado nativo a niveles tecnológicos, piénsese en la Generación Z, proponía, entre otras novedades, la reducción de las clases magistrales presenciales, la posibilidad real de examenes on line e incluso el aprendizaje siguiendo la estela de los fabricantes de videojuegos, la llamada gamificación.

Resulta obvio, como todos sabemos, que; la pandemia ha precipitado desde hace algo más de un año la adopción de un sistema alternativo de enseñanza virtual, muy aplaudido en foros docentes especializados por docentes y alumnos. Pero, es que había que hacer de la necesidad virtud ante el caos y el riesgo para la salud que sigue suponiendo la pandemia en el colectivo universitario. Así las cosas, las autoridades académicas de las diferentes universidades españolas tuvieron que ir publicando una serie de guías prácticas sobre cómo evaluar las competencias del alumnado previstas las Guías docentes de las asignaturas de cara a los exámenes on line.

Llama la atención, por otra parte, el silencio que generalmente guardan los foros especializados de la Enseñanza superior y los últimos congresos y encuentros de innovación de la docencia universitaria sobre las evaluaciones no presenciales por motivo de la pandemia. Sobre todo, cuando en plena virulencia pandémica nos desayunábamos con noticias tales como aprobados generales, que no tardó en descartar el Ministerio, fraude académico o incluso anuncios en la red que, aprovechando la escasa transparencia de muchos servicios prestados por internet, ofrecían suplantar a los estudiantes –por un módico precio, y por adelantado– en las evaluaciones on line. Los anuncios de estas plataformas siguen ahí, a la vista de todo el mundo.

Por tanto, ante el anunciado final de la pandemia por parte de las autoridades sanitarias, cuando lleguemos a la deseada inmunidad de grupo, sería deseable una revisión sobre si es viable la adopción de un nuevo horizonte no presencial o bimodal de la Enseñanza universitaria con exámenes presenciales, o por el contrario habría que sentar unas bases seguras y respetuosas con el Derecho a la intimidad personal de los estudiantes que permitieran seguir realizando evaluaciones presenciales. Lo que está en juego no es poco, es la propia calidad de los títulos universitarios.               

Palabras clave

Educación Superior Enseñanza Online. Tic

Ponencia Online

Documentación de apoyo a la presentación ONLINE de la ponencia

Ver el video en youtube


Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Francisco José Tejada Hernandez

Ver Perfil


Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 18 comentarios en esta ponencia

    • profile avatar

      NEUS CORTADA

      Comentó el 26/06/2021 a las 20:23:16

      Muy interesante y necesaria la reflexión. Creo que todos la hemos realizado de una manera u otra durante el curso, pero resulta clarificador leerla y escucharla de manera estructurada y fruto de la reflexión.
      Comparto que la virtualidad ha venido para quedarse, pero de ninguna manera al 100%. Entiendo, creo que como tu, que en la docencia universitaria la presencialidad es esencial: la evaluación de las competencias, capacidades, el feedback... no se consiguen con un test online, aplicado, además, desde la prevención y la sospecha, que es lo que ha imperado. Coincido contigo: hemos perjudicado a los buenos estudiantes.
      Y totalmente de acuerdo, nuestra función es evaluar, no fiscalizar.
      Gracias de nuevo por poner sobre el papel estas reflexiones,
      Neus Cortada

      Responder

    • profile avatar

      Salud Adelaida Flores Borjabad

      Comentó el 25/06/2021 a las 23:46:32

      Buenas noches,
      Muchas gracias por tu presentación. Es muy necesario que hablemos de estos temas, puesto que como docente universitaria me he visto reflejada. En cualquier caso, quisiera saber tu opinión respecto a lo siguiente: ¿Y si creamos otra forma de evaluar que evite los terribles exámenes online? Muchas gracias. Saludos,

      Salud

      Responder

    • profile avatar

      Ana M. Martin-Caraballo

      Comentó el 25/06/2021 a las 08:15:45

      Estimado Francisco Jose,
      En primer lugar enhorabuena por su trabajo, el cual me ha resultado muy interesante y con el que coincido en muchos puntos.
      Cuando obligatoriamente por las circunstancias el curso pasado pasamos a la docencia online, la evaluación, en mi opinión, fue el gran punto débil, sin tener en cuenta las posibles trampas que puedan hacer los alumnos, el problema de no poder obligar a los alumnos a tener una cámara encendida durante l evaluación m, etc. Creo que el principal problema es lo que se evalúa si utilizamos las herramientas de evaluación que cada universidad nos dio. En mi caso, no se cómo evaluar competencias en un examen virtual (salvo por supuesto la competencia digital), es difícil con los tipos de preguntas que pone a nuestra disposición la evaluación de una plataforma digital realizar una evaluación de las competencias de los estudiantes. Por ello mi comentario es sobre este tema ¿cómo con herramientas de evaluación online se puede evaluar competencias? Gracias y saludos.

      Responder

    • profile avatar

      Marcos Pradas García

      Comentó el 24/06/2021 a las 17:49:28

      Buenas tardes Francisco José,
      Enhorabuena por la ponencia. Desde mi punto de vista creo que la evaluación online ha llegado para quedarse, pero debemos adaptarnos y modificarla para que sea una herramienta más de trabajo y donde hay que cambiar la forma de plantear las preguntas y hacer razonar al alumno. Qué porcentaje cree usted que sería más interesante que tuviera la parte digital y que medidas propone para evaluar a los alumnos.
      Saludos

      Responder

      • profile avatar

        Francisco José Tejada Hernandez

        Comentó el 24/06/2021 a las 22:02:53

        Estimado Marcos, muchas gracias por su interés en mi ponencia.
        En mi humilde opinión, antes de trasladar la enseñanza presencial a la enseñanza virtual tendríamos que resolver el debate de la Enseñanza universitaria antes de la pandemia. Cuestiones como la falta de motivación del alumnado en la enseñanza universitaria, entre otras cuestiones, trasladadas a una enseñanza a través de una pantalla de ordenador donde los alumnos figuran en un icono en la pantalla del profesor vendrían a acentuar los clásicos problemas que en este tipo de encuentros se debaten. Por otra parte, espero que los profesores tengamos algún margen de discrecionalidad para impartir de un modo u otro, si como Ud. dice la enseñanza virtual “se queda” en las aulas de la Universidad. Eso sí, como digo en la ponencia, el único modo que las universidades hasta la fecha han tenido para salvar dos cursos académicos ha sido a través de lo virtual, eso es innegable. Pero, parece que la experiencia no sería del todo satisfactoria ni para la calidad de los títulos ni para los propios alumnos si el sistema se hubiera implementado fuera de la situación de excepcionalidad en la que seguimos inmersos

        Reitero el agradecimiento por la cuestion que me plantea

        Cordiales saludos

        Responder

    • profile avatar

      Agustín García-Ramos

      Comentó el 24/06/2021 a las 11:56:10

      Hola, Francisco José:

      Antes de nada, enhorabuena por su aportación, que me ha parecido tan interesante como pertinente. Tiene usted toda la razón en que la llegada abrupta de la pandemia nos pilló a todos, como quien dice, con el paso cambiado, y que nos limitamos poco más que a salvar los muebles y hacer de la necesidad virtud. Sin embargo, ahora, con algo más de distancia y de calma, parece un buen momento para reflexionar sobre el futuro a corto y medio plazo de la enseñanza (y la evaluación) "online".

      Como usted, yo (a pesar de declararme bastante amante de la tecnología) me alineé entre los escépticos, frente a quienes abrazaron con entusiasmo las ventajas de la enseñanza a distancia. Y es que, como cabía imaginar, no tardaron en asomar la pata algunas debilidades de esta, especialmente, como bien dice, a la hora de evaluar (aunque no solo).

      Comenta usted algunas consideraciones legales sobre la obligación o no de conectar la cámara en un examen a distancia. Sin embargo, me temo que eso es quedarse corto, porque el ingenio de quienes quieren saltarse las normas suele ir casi siempre por delante del de quienes velan por su cumplimiento. Así, ya he escuchado hablar de dobles y hasta triples pantallas, de proyectores, de segunda y terceras personas en la habitación (puede que hasta de elefantes), etc. En definitiva, todo un entramado no muy costoso económicamente y de fácil acceso tecnológico para quienes se han criado en lo digital, y que obligaría poco menos que a vigilar la estancia en modo 360º con barridos cada poco tiempo. En definitiva, una locura.

      Me viene a la cabeza (y ya acabo) algo que leí hace poco sobre la tecnología GPT-3 (se puede leer algo jocoso y desenfadado sobre ella aquí, por ejemplo: https://observatorioia.gva.es/es/novedades-detalle/-/asset_publisher/tthQgqD6ikaU/content/gpt3-cuando-harry-potter-encontro-a-sally-socrates-?redirect=https%3A%2F%2Fobservatorioia.gva.es%2Fes%2Fnovedades-detalle%3Fp_p_id%3D101_INSTANCE_tthQgqD6ikaU%26p_p_lifecycle%3D0%26p_p_state%3Dnormal%26p_p_mode%3Dview%26p_p_col_id%3Dcolumn-1%26p_p_col_pos%3D1%26p_p_col_count%3D31). La cuestión es que, de adoptar esta tecnología (que, sin duda, estará accesible a no mucho tardar), el alumnado podría recurrir a ella no solo durante los exámenes, sino también para la realización de las prácticas o la evaluación continua. ¿Cómo podremos controlar quién ha hecho qué? ¿Volveremos a los tiempos en los que las pruebas se hagan en clase y a mano?

      En resumidas cuentas, como bien dice, tenemos mucho sobre lo que reflexionar si no queremos asistir a una degradación del sistema de enseñanza general, y en particular del universitario.

      Un cordial saludo y, de nuevo, enhorabuena por su exposición.

      Agustín García-Ramos

      Responder

    • profile avatar

      Ángel Fco. Tenorio Villalón

      Comentó el 24/06/2021 a las 10:44:40

      Hola Francisco José. Que agradable sorpresa coincidir en este foro. Agradecerte tu reflexión y explicaciones sobre las cuestiones legales que rodean la virtualización de exámenes y los problemas de conflicto con las posibles vulneraciones de derechos fundamentales. Es una cuestión que debe preocuparnos como docentes asegurarnos que no se vulneran los derechos del alumnado (y los nuestros ya puestos) y buscar mecanismos de salvaguarda para asegurar la viabilidad de exámenes virtuales (si fuera el caso de emplearlos) . Un saludo y gracias de nuevo por esta interesantísima comunicación.

      Responder

      • profile avatar

        Francisco José Tejada Hernandez

        Comentó el 24/06/2021 a las 22:13:57

        Ángel, qué sorpresa. A ver si salimos de ésta completamente y vemos nuestra Universidad - de nuevo- llena de estudiantes. En efecto, el tema es complicado desde los propios derechos del alumnado , desde el modelo de Universidad que queremos; una Universidad cercana con los estudiantes, y desde la propia calidad de los títulos con los que nuestros alumnos se enfrentarán a un siempre difícil mercado laboral.
        Un abrazo

        Responder

    • profile avatar

      Maria Amparo Calatayud Salom

      Comentó el 22/06/2021 a las 18:46:40

      Hola Francisco José,
      Enhorabuena y en su exposición comenta que sería deseable una revisión sobre si es viable la adopción de un nuevo horizonte no presencial o bimodal de la Enseñanza universitaria con exámenes presenciales. En este sentido ¿podría matizar cuáles serian los supuestos en los que cimentaría ese nuevo horizonte no presencial?

      Muchas gracias por su aportación,

      Responder

      • profile avatar

        Francisco José Tejada Hernandez

        Comentó el 23/06/2021 a las 14:20:47

        Maria Amparo, Verá, yo soy de los que piensan que todo lo nuevo no es - por definición- mejor que lo viejo y que –generalmente– lo nuevo se rige por patrones cimentados en experiencias anteriores.
        Esas experiencias pretéritas en el ámbito de la Docencia universitaria se basan en un formato presencial de clases y exámenes, que es necesario – no sólo para la calidad docente de los títulos- sino para los propios estudiantes en su dimensión personal. Los universitarios no sociabilizan igual a través de plasmas y twitter en sus casas que en las aulas, los pasillos o en la cafetería del campus.
        Parece una idea muy recurrente pero la realidad física nunca será comparable a lo que vemos o escuchamos a través de una pantalla. Internet y sus soportes tecnológicos forman parte de nuestra vida cotidiana pero carece de la inmediación que debe presidir nuestras vidas, y en particular la vida de los universitarios para su desarrollo personal y profesional. El progreso por el progreso si carece de su barniz ético no es verdadero progreso, y esa falta de ética por parte de los que se ofrecen a suplantar la personalidad de los alumnos en las pruebas virtuales es un ejemplo del uso de las tecnologías- de su anonimato y falta de transparencia en muchos casos – como instrumento que permite eludir la realidad con las consecuencias negativas que pueden predicarse para los alumnos en la búsqueda del primer empleo.
        Por tanto, en mi humilde opinión, la docencia virtual y sus controvertidos exámenes debería quedar en el cajón de la tranquilidad de los recursos a los que “echar mano” para situaciones excepcionales o extraordinarias.

        Muchas gracias por tu pregunta.

        Cordiales saludos

        Responder

    • profile avatar

      Maitane Palacios López

      Comentó el 22/06/2021 a las 13:04:41

      ¡Qué aportación más interesante y necesaria, Francisco! Desde luego, la pandemia y la digitalización de la docencia ha puesto en una encrucijada complejísima los sistemas de evaluación.
      Como bien dices “había que hacer de la necesidad virtud” y en la medida de lo posible sobrevivir a la nueva situación, y a menudo se hizo sin tener los recursos ni las herramientas, ya fueran técnicas o jurídicas.
      Creo que los métodos de evaluación que se aplicaron fueron una mera traslación de lo físico a lo virtual, intentamos hacer lo que hacíamos en clase a través del ordenador, y ahí reside el fracaso.
      Ahora que ya hemos ganado perspectiva y aprendizajes, me pregunto sí nos plantearemos una transformación real: con metodologías de evaluación adaptadas y nativas para los entornos digitales que permitan superar el fraude académico y mantener la calidad universitaria.
      Muchas gracias y enhorabuena

      Responder

      • profile avatar

        Francisco José Tejada Hernandez

        Comentó el 23/06/2021 a las 14:45:39

        Maitane, seguro que ahora mismo las autoridades académicas competentes en cada una de las universidades siguen planteándose la idea que me transmites. Si nos centramos en el fraude, la experiencia de este año y medio de pandemia ha demostrado que las evaluaciones on line distan mucho de arrojar unos resultados objetivos para evaluar competencias y conocimientos, incluso si se usan las herramientas que las plataformas ponen a nuestro alcance.
        Me explico, cuando ideamos un examen tipo test –sin mencionar los inconvenientes legales que pueden darse con las video-vigilancias cuando nuestros estudiantes realizan las pruebas desde sus domicilios– el exceso de prevenciones (que no se darían en un examen presencial) puede incidir negativamente en el alumno trabajador o concienzudo, quien en vez de tener un 9 podría sacar un 6.
        En cualquier caso, soy partidario de que sigamos “dándole vueltas” a todo ésto para que en un plazo razonable lleguemos a normalizar estas evaluaciones con garantías para los alumnos y para la calidad misma de los títulos que ofertan las universidades. No es fácil.
        Muchas gracias por tu pregunta e interés en mi ponencia
        Un Cordial saludo

        Responder

      • profile avatar

        Eulalia Romero Palacios

        Comentó el 25/06/2021 a las 18:32:59

        Al hilo de esta conversación aprovecho para apoyar tu idea Maitane, adaptar lo físico a lo virtual es la razón fundamental del fracaso de estos métodos de evaluación.
        No hay que adaptar, hay que innovar, pero ¿estamos preparados?
        Agradezco la aportación de nuestro compañero Francisco, que nos abre los ojos y nos muestra cómo estos métodos de evaluación que sólo adaptan lo antiguo son un fracaso… no únicamente porque no quiero ser “gendarme” sino porque comparto la idea de que nuestros alumnos no merecen ser fiscalizados así…

        Gracias

        Responder

        • profile avatar

          Francisco José Tejada Hernandez

          Comentó el 25/06/2021 a las 20:51:11

          Muchas gracias, Eulalia. Creo que un planteamiento parecido al que hago en la ponencia estaba ya en mente de muchos compañeros. Está claro que los instrumentos sirven para lo que sirven, y que lo virtual ha contribuído a poder calificar al alumnado matriculado durante más de un año y medio de excepcionalidad. Extender lo excepcional a lo ordinario en una idea equivocada de progreso puede ser contraproducente para todos.
          Un saludo, y gracias de nuevo

          Responder

    • profile avatar

      Jesús Pérez Mayo

      Comentó el 21/06/2021 a las 10:29:47

      Muchas gracias por la ponencia que me ha parecido muy interesante. Cuando el curso pasado tuve que transformar mi docencia a un entorno virtual, fue la evaluación la cuestión más preocupante para mí. Creo que no puede virtualizarse todo el proceso de evaluación porque afecta a la calidad y a la recompensa del mérito.

      Responder


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.