CÓD.A02-S01-04 ONLINE

El uso de fuentes primarias como recurso didáctico de la Historia del Pensamiento Económico

La utilización de manuales en las asignaturas del grado de economía es habitual en nuestras facultades. Todos los profesores alguna vez en nuestra vida académica hemos recomendado algún manual que creemos resume bien el contenido de nuestra asignatura. Muchas veces hemos repetido la frase ya manida de que “es mejor un mal manual que el mejor de los apuntes”. Los alumnos, cuando finalmente deciden estudiar a través de estos libros, consideran toda la información como veraz y absorben sus contenidos con una actitud acrítica. En esta ponencia expondremos un medio alternativo de estudio de la asignatura de Historia del Pensamiento Económico: la utilización de fuente primarias como recurso didáctico.

Creemos que la utilización de estas fuentes presenta importantes virtudes. En primer lugar, se fomenta la actitud crítica de los alumnos. Cuando a los alumnos se les hace leer obras primarias pueden discriminar si la importancia que se ha dado a un autor es cierta o está sesgada por alguna corriente ideológica. Por ejemplo, el mismo Adam Smith es considerado un “plagiario desvergonzado” por autores de corte austriaco como Rothbard, o como “el fundador de la economía moderna” por Alfred Marshall. Cuando son los alumnos los que tienen que leer a Smith, su actitud cambia porque se eliminan intermediarios. Son los propios alumnos los que enjuician la obra de un autor. La lectura es, en consecuencia, activa y crítica.

Existe una ventaja adicional del aprendizaje mediante fuentes primarias. A través de estas lecturas no sólo se adquieren los conceptos y  teorías del pasado, es decir, aspectos de contenido, sino también de forma. Desde que Deirdre McCloskey popularizara el concepto de “la retórica de la economía”, se ha abierto un debate acerca de qué es hacer economía. Para esta economista, esta disciplina se diferencia de otras ciencias por una cuestión absoluta de forma. Si esto es cierto, debemos acercar a nuestros alumnos los textos de aquellos autores que  escribieron de un modo único y diferente. Igual que es difícil explicar literatura sin leer directamente las obras de escritores del pasado, bajo esta perspectiva se hace imprescindible trasladar a los estudiantes los textos de los autores que desarrollaron esta “retórica” singular que posee la  economía.

En esta ponencia expondremos nuestra experiencia de los dos últimos cursos académicos donde hemos puesto en práctica esta innovación pedagógica.  Veremos cómo hemos seleccionado las fuentes; cómo hemos hemos evaluado y, finalmente, cómo hemos adaptado este proyecto a la docencia on-line durante la pandemia.

Palabras clave

Aprendizaje Activo Lectura Perspectiva Histórica

Ponencia Online

Documentación de apoyo a la presentación ONLINE de la ponencia

Ver el video en youtube


Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Nieves San Emeterio Martín

Ver Perfil

profile avatar

Giuseppina Di Capua

Ver Perfil


Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 7 comentarios en esta ponencia

    • profile avatar

      Giuseppina Di Capua

      Comentó el 25/06/2021 a las 17:35:46

      Estimado Guillermo, muchas gracias por tu pregunta e interés en nuestra aportación. Efectivamente se trata de algo que se propone como un recurso que los alumnos de forma voluntaria pueden utilizar, y sí, sería interesante medir cuánto esas lecturas pueden mejorar el rendimiento general del alumno. También la idea de establecer algún incentivo para que los alumnos se acerquen a estas lecturas podría ser un nuevo aspecto a explorar en una fase posterior, aunque el poder despertar un interés espontáneo por parte del alumnado sería un objetivo más satisfactorio.
      Un saludo
      Giuseppina Di Capua

      Responder

    • profile avatar

      Fernando Arribas-Herguedas

      Comentó el 25/06/2021 a las 12:48:06

      Estimadas Nieves y Giuseppina:
      Muchas gracias por vuestra presentación, que he seguido con mucho interés puesto que compartimos objetivos e inquietudes respecto a la importancia de la lectura y la tendencia a su desaparición como vehículo fundamental de conocimiento. Veo que los problemas que afrontáis son similares a los míos: fundamentalmente, poca motivación de los estudiantes para leer, escasa comprensión lectora (que realimenta la falta de motivación) y, principalmente, dificultades a la hora de evaluar el trabajo del estudiante con los textos debido, sobre todo, al excesivo número de estudiantes en el aula. Me gustaría dejaros una reflexión y una pregunta que no obstante están relacionadas. La reflexión tiene que ver con el proceso de evaluación. Mi experiencia con las pruebas que los estudiantes deben realizar fuera del aula es bastante decepcionante, puesto que la mayoría tienden a buscar algún tipo de estrategia para no leer directamente los textos (buscar resúmenes en Internet, que suelen ser muy malos, o plagiar cualquier cosa que encuentren). Otras veces, resumen copiando partes del texto sin entender realmente lo que están leyendo. Salvo que después se complemente con una defensa pública del comentario realizado en casa, ese tipo de pruebas se prestan mucho al fraude. Por eso me parece más interesante la opción del cuestionario tipo test que veo que habéis trabajado a fondo, ya que exige una reflexión por parte del estudiante, no basta con la memorización irreflexiva. Una sugerencia para mejorarlo es que el cuestionario podría completarse con una pregunta posterior que exija al estudiante razonar su respuesta a cada una de las preguntas que contiene. De esa forma, se elimina el factor aleatorio que siempre está presente en los cuestionarios con preguntas de opción múltiple. Siempre chocamos con el problema de los grupos demasiado grandes, pero esta metodología de evaluación formativa con cuestionarios puede llevarse a cabo como actividad en el aula a lo largo del curso con herramientas como Kahoot o Socrative y como preparación para lo que después serán las pruebas de evaluación específicas. Lo dejo ahí como sugerencia. También otra posibilidad es que el comentario que pedís realizar en casa sea evaluado por pares. Confieso que no tengo mucha experiencia en los procesos de evaluación por pares, pero compañeros que sí lo han llevado a la práctica me confirman que en la mayoría de casos, y en contra de lo que cabría pensar a priori, los estudiantes tienden a evaluar con rigor a sus compañeros. De esa forma, el estudiante que haya plagiado o haya memorizado un resumen irreflexivamente, tendrá que enfrentarse al juicio de sus compañeros en la exposición pública de su comentario y puede que ello le suponga un mayor incentivo para esforzarse. Hasta aquí la reflexión. La pregunta sería muy concreta: ¿habéis elaborado algún tipo de material que sirva al estudiante como guía para la lectura? Es decir, ¿tenéis alguna clase de "instrucciones" o "consejos" para que aborden la lectura de los textos en profundidad y sepan extraer el máximo provecho?
      Gracias de nuevo, saludos cordiales,

      Fernando Arribas Herguedas

      Responder

      • profile avatar

        Giuseppina Di Capua

        Comentó el 25/06/2021 a las 18:22:00

        Estimado Fernando,
        muchas gracias por tu pregunta y por tus consejos para mejorar la implementación del proceso de evaluación. Comparto contigo las dudas alrededor de la evaluación por pares, ya que considero que el propio espíritu de grupo podría llevar a los alumnos a ser especialmente generosos o poco críticos a la hora de debatir y de hecho me sorprende haber leído en tus comentarios que este método de evaluación ha dado resultados más que satisfactorios. Personalmente, en una ocasión y con un grupo para mi atípico, de ingeñería química en una asignatura de Informática y Sociedad, pedí a los alumnos, divididos en grupos de dos o tres, que formularan preguntas para dirigirlas a un grupo de libre elección, así como evaluar las respuestas. Yo por mi parte,terminado el proceso, evaluaba la calidad de la pregunta formulada y de la respuesta recibida y relativamente a la evaluación de las respuestas por parte de cada grupo intentaba establecer cuánto su actitud había sido efectivamente crítica o benévola. El resultado fue bastante homogéneo, es decir que nadie fue de verdad crítico. De ahí mis dudas. Relativamente a tu pregunta, y teniendo yo grupos de primer curso que llegan a la universidad completamente desprevenidos, de cara a pruebas prácticas que requerían comentar textos o artículos, les proporcioné un conjunto de indicaciones básicas sobre análisis de textos así como de redacción de comentarios. Las carencias a menudo importantes de los alumnos a la hora de expresarse ha pero representado siempre un gran impedimento que a corto plazo es prácticamente imposible solucionar. Es decir, hay que solucionar a priori un sinfín de problemas de cultura general y de actitudes antes de lograr poner a los alumnos en las condiciones adecuadas para aprovechar un nuevo recurso.
        Muchas gracias.
        Un saludo
        Giuseppina Di Capua

        Responder

      • profile avatar

        Nieves San Emeterio Martín

        Comentó el 25/06/2021 a las 22:38:43

        Gracias Fernando por tus comentarios.
        Te contesto primero a lo último. En la pregunta que realizamos a los alumnos sobre el libro íntegro, la rúbrica de evaluación les guía bastante. Por ejemplo, con un plagio mayor al 30% la prueba ni siquiera se corrige. Como la respuesta tiene como máximo 400 palabras, con solo copiar una frase el porcentaje de plagio se dispara. El resultado es que el "copy paste" ha desaparecido por completo (la mayoría ni siquiera copian el enunciado de la pregunta, no vaya a ser...). También se les insiste en la exactitud de la respuesta. No vale divagar, se ha de ser concisos y exactos en las respuestas. No obstante, me apunto tu sugerencia. No estaría de más tutorizar de algún modo la lectura porque, es cierto, muchos alumnos se sienten perdidos cuando se enfrentan por primera vez a fuentes primarias.
        Respecto del comentario relativo a completar la evaluación de las preguntas tipo test, el primer año que realicé esta práctica los alumnos debían justificar su respuesta. Más tarde, para facilitar la corrección de un grupo tan numeroso, lo suprimí. Como apuntas, es posible que deba recuperarla.
        Gracias nuevamente por tu interés y tus magníficas sugerencias.
        Saludos

        Responder

    • profile avatar

      Guillermo Vázquez Vicente

      Comentó el 24/06/2021 a las 20:47:06

      Estimadas,
      Me ha gustado mucho vuestra presentación. La verdad es que se aprecia una metodología docente y de evaluación muy trabajada y que ha debido requerir mucho tiempo de desarrollo. Mi más sincera enhorabuena.
      Con objeto de buscar sinergias entre las presentaciones, he visto que en una parte de la presentación dejabais constancia de la existencia de una lista de lecturas que estaban a disposición de los alumnos/as para que se acercasen a ellas de manera voluntaria. Me surgen dos preguntas. La primera es acerca del grado de aceptación por parte del alumnado de esas lecturas voluntarias. Es decir, si las leen. La segunda es relativa a si ponéis en práctica algún tipo de actividad evaluadora en lo relativo a esas lecturas. En otras palabras, ¿existe compensación para esas lecturas voluntarias? ¿Hay algún tipo de feedback que permita valorar el grado de éxito de esas lecturas voluntarias?
      Gracias y enhorabuena por el trabajo y la presentación.

      Responder

      • profile avatar

        Nieves San Emeterio Martín

        Comentó el 24/06/2021 a las 22:54:19

        Estimado Guillermo,
        Muchas gracias por tus palabras.
        Respecto a la pregunta que me planteas, debo decirte que es una tarea que no he realizado, realmente no he medido la aceptación del alumnado a esas lecturas. Me lo planteo más como un repositorio para que alguien con interés, en algún momento, pueda llegar a leerlas. Ya ves que me considero bastante optimista.
        No obstante, te agradezco mucho tu comentario porque tu ponencia me ha dado muchas pistas para poder integrarlas como lecturas voluntarias y que no queden depositadas en el Aula Virtual como un mero "brindis al sol".

        Responder

      • profile avatar

        Giuseppina Di Capua

        Comentó el 25/06/2021 a las 17:44:33

        Estimado Guillermo, muchas gracias por tu pregunta e interés en nuestra aportación. Efectivamente se trata de algo que se propone como un recurso que los alumnos de forma voluntaria pueden utilizar, y sí, sería interesante medir cuánto esas lecturas pueden mejorar el rendimiento general del alumno. También la idea de establecer algún incentivo para que los alumnos se acerquen a estas lecturas podría ser un nuevo aspecto a explorar en una fase posterior, aunque el poder despertar un interés espontáneo por parte del alumnado sería un objetivo más satisfactorio.
        Un saludo
        Giuseppina Di Capua

        Responder


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.