CÓD.A01-S04-13 ONLINE

ÉTICA Y EL TRABAJO ON LINE

En el mundo actual, en que realizamos nuestro trabajo docente a distancia, vía on line, cómo han variado nuestras acciones a la luz de la ética? Es decir, desde Sócrates, Platón y Aristóteles, y en especial éste último, que nos enseña las virtudes cardinales basadas en el equilibrio, sobre la base de la moderación, la prudencia, la fortaleza de espíritu y la justicia, cómo logro compatibilizar los objetivos de la docencia, para fomentar el estudio, la investigación, la lectura y en definitiva lograr el conocimiento, si la docencia on line genera  desmotivación y cansancio virtual ? Cómo logro entusiasmar a mis alumnos desde mi computador en mi hogar, para llegar a ellos y incentivarlos, ya sea en el cumplimiento de la asistencia a clases, completar las tareas y además, realizar los certámenes, pruebas, interrogaciones en forma ética, pensando, relacionando, cuestionando realidades. De qué forma ha variado mi forma de hacer docencia? Son más flexible, más empático con aquellos que no tienen buena conectividad? Aquellos que no tienen en su hogar el lugar ideal de estudio por factores distractores?

Y finalmente, para los jefes de hogar, que deben hacer docencia on line, o que son alumnos vía docencia on line, cómo se logra el equilibrio aristotélico? Cómo logro compatibilizar mis labores de hogar y mis obligaciones laborales como docente o como estudiante?

Atte

Belisario Prats Palma

Abogado y Magíster en Filosofía

Investigador de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad Pedro de Valdivia.

Palabras clave

Docencia On Line Ética Como Docente Y Estudiante

Ponencia Online

Documentación de apoyo a la presentación ONLINE de la ponencia

Ver el video en youtube


Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Belisario Prats Palma

Ver Perfil


Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 12 comentarios en esta ponencia

    • profile avatar

      María Raffo Parra

      Comentó el 24/06/2021 a las 21:52:46

      Don Belisario,con su destacada trayectoria como Abogado y Docente universitario acá en Chile,podría impartir charlas y seminarios respecto a este interesante tema.
      Sería interesante poder motivar a los Docentes universitarios para que creen en conjunto con los alumnos,estrategias de enseñanza aprendizaje que sean realmente efectivas para un futuro desarrollo y ejercicio profesional.
      Considero que,si se aplicaran dichas herramientas,la educación superior se transformaría de manera positiva en formar profesionales más comprometidos y menos competitivos,más empáticos y menos individualistas,más solidarios y menos egoístas....más éticos y responsables ya que el ejercer una profesión va más allá de poseer un título y ejercerlo,creo que ser profesional es un eslabón más para contribuír a conformar un país y un mundo mejor.
      Me causó muchísimo interés su ponencia y espero que se pueda como dije anteriormente,aplicar como estrategia.Saludos,futuro colega desde Santiago de Chile!!!

      Responder

      • profile avatar

        Belisario Prats Palma

        Comentó el 25/06/2021 a las 15:30:12

        Estimada María Raffo, muchas gracias por su interesante comentario. Efectivamente me encantaría poder compartir con los docentes del mundo académico mi amor por la docencia y mi deseo de hacer entender que el alumno debe ser sujeto de nuestra buena energía, de entusiasmarlos por el deseo de saber, para así intentar ser mejores profesionales y por sobre todo mejores personas. El alumno tiene su dignidad, diría Kant, y es un DEBER apoyarlos, incentivarlos y que desarrollen el deseo de investigar y conocer. Parece utópico pero no lo es. Un gran abrazo y le reitero mis gracias por su pregunta.

        Responder

    • profile avatar

      Javier Garcia Medina

      Comentó el 24/06/2021 a las 20:03:27

      Estimado Belisario, muchas gracias.
      Hacernos conscientes de las dificultades de este tipo de enseñanza es fundamental para evitar errores y extraer aprendizajes. Pero sobre todo le agradezco es reflexión sobre el carácter ético del proceso de enseñanza-aprendizaje. No se nos da tiempo a hacer esa reflexión tan necesaria.
      Un cordial saludo
      Javier García

      Responder

    • profile avatar

      Telly Yarita Macias Zambrano

      Comentó el 22/06/2021 a las 20:56:48

      Estimado Belisario, buenas tardes:
      Lindo trabajo el suyo, felicidades.
      Podría darme alguna sugerencia para llevar la educación on-line de forma armoniosa y motivadora con nuestros estudiantes, desde su amplia experiencia.
      Muchas gracias!

      Responder

      • profile avatar

        Belisario Prats Palma

        Comentó el 22/06/2021 a las 23:01:47

        Estimada Telly, un gusto conocerla y le agradezco su pregunta. En los ramos de filosofía del derecho e historia del derecho, he tratado de hacer la clase lo más amena posible, dentro de las dificultades de algunos temas que los programas consideran. Además, relacionar las materias con la realidad que nos rodea y también motivarlos a debatir, aunque sea con la cámara apagada, pero que se involucren en la clase. Hay temas que a las y los estudiantes les interesan porque son temas de vida: por ejemplo ver la realidad con otros ojos, eso que transmite el Mito de la Caverna de Platón y el llamado "Velo de Maya" en Schopenhauer. O también el fundamento filosófico del Feminismo. Y de todos modos la crítica ética a nuestra sociedad y cómo aportar cada uno en considerar a los demás tan importantes como nosotros mismos. Es fácil decirlo y enseñarlo, pero he descubrierto que las y los jóvenes se interesan por todo esto. Finalmente flexibilidad y empatía con los alumnos, ponernos en el lugar de ellos, siempre siendo exigentes, porque tampoco valorizan un ramo regalado. Espero haber dado respuesta a su pregunta

        Responder

      • profile avatar

        María Raffo Parra

        Comentó el 23/06/2021 a las 02:13:00

        Estimado Belisario: desde mi perspectiva como Educadora de Párvulos,me parece muy interesante este tema para aplicarlo desde la primera infancia,donde se dan los primeros pasos para aprender a futuro.
        Desde mi perspectiva como alumna de Derecho,creo que éstos temas debiesen ser abordados y aplicados por los docentes universitarios .Si bien es cierto,es el alumno el que debe aprender,pero es el.profesor el encargado de entregar y generar la motivación y herramientas necesarias para así lograr aprendizajes significativos y de carácter relevante para formar profesionales de excelencia,éticos y comprometidos con la profesión que se va a desempeñar a futuro.

        Responder

    • profile avatar

      Constanza León Montero

      Comentó el 22/06/2021 a las 20:44:58

      Buen día, don Belisario. Me pareció interesante su ponencia. Tengo una pregunta: la Universidad en general plantea que los alumnos vienen a razonar. En ese sentido, esto nos ha impulsado a aplicar otros sistemas de evaluación tendientes a medir competencias, como por ejemplo, un sistema de pruebas de casos ¿cree usted que existe una relación de causalidad entre la falta de ética de algunos alumnos y la implementación de las evaluaciones por competencia? ¿cómo hacerle entender al alumno que este mecanismo de evaluación le será útil para el futuro y que no lo vea como un castigo frente al compañero que copió?

      Responder

      • profile avatar

        Belisario Prats Palma

        Comentó el 22/06/2021 a las 23:17:34

        Estimada Constanza, un gusto conocerla y muy interesante su pregunta. Habiendo sido un alumno que memorizaba todo sin entender, nunca nadie me hizo ver mi error. Por necesidad debí aprender a razonar y relacionar, o sea, pensar. Pero primero uno debe entusiasmar a sus alumnos/as. Ese es el primer desafío. Cómo se consigue, creo que la respuesta está en la creatividad de cada docente y en su amor por enseñar. Cuando logras entusiasmar, viene la segunda parte que es enseñar a relacionar y aplicar el conocimiento a la realidad. Luego si observas que no lo logran es porque no han entendido algún concepto. Y esto supone paciencia y empatía, que se atrevan a decirnos "no entendí", y volverles a explicar, cuantas veces sea necesario. El miedo por preguntas se debe a malas experiencias. Esto supone flexibilidad o empatía con los/las alumnas. Es fácil decirlo y en la práctica se viven mil dificultades. Me parece excelente idea las pruebas de casos prácticos, pero deben ser casos que les permitan aplicar lo teórico de forma fácil y conforme a los ejemplos vistos en clases. Un ejemplo bien planteado en clases les permitirá responder bien el caso de la prueba. si se logra entusiasmar, que participen, aunque tengan la cámara apagada pero que participen por micrófono; si se logra que pregunten, que digan que no entienden y si se logra hacerlos razonar y relacionar, luego ellos se sienten comprometidos, y eso debiera evitar que copien o que sean deshonestos. No es fácil, pero nuestro amor por la docencia nos obliga a intentarlo. Así como no es fácil el equilibrio aristotélico, de todos modos debemos intentar ser equlibrados.

        Responder

    • profile avatar

      Angelo Anzalone

      Comentó el 22/06/2021 a las 10:20:30

      Estimado Belisario, buenos días desde Córdoba.
      Sus reflexiones son muy interesantes y, evidentemente, estimulan para reflexionar en tiempos complejos. Estoy de acuerdo con usted, se trata de ayudar a enamorarse del conocimiento, sea a distancia o presencialmente. Pero, me pregunto y le pregunto: ¿cómo volvemos a llenar nuestras aulas y nuestros centros? Si la modalidad online, como usted sostiene, ha llegado para quedarse: ¿cómo recuperamos ese modo de vivir las Universidades que no sólo son clases y exámenes, sino también paseos, charlas, café y amistades? Las versiones digitales de las personas y de las instituciones me provocan algunos miedos, de allí mi preocupación por recuperar la presencia real en nuestras Facultades, donde espero volver a ver estudiantes conociéndose e intercambiando vivencias.
      Muchas gracias por su contribución y cuídese.

      Responder

      • profile avatar

        Belisario Prats Palma

        Comentó el 22/06/2021 a las 23:44:03

        Estimado Ángelo, un gusto conocerlo y mil gracias por su pregunta. Estoy totalmente de acuerdo en que nada reemplaza la clase presencial, las conversaciones de pasillo, el café y la discusión amistosa, y vivir la presencia de los alumnos, tal como estábamos acostumbrados. Pero llegó la necesidad de hacer las clases on line, y fue muy difícil el cambio. Con los meses se pudieron desarrollar destrezas, lograr el interés de los alumnos y valorizar este medio tecnológico; aprender a equilibrar módulos de clases y tiempos de descanso, grabar las clases y estructurar pruebas e interrogaciones. Y aparecieron las nuevas formas de copiar o de faltar a la ética, y fue necesario ser tolerante y flexible. Quienes amamos la docencia nos vemos estimulados a lograr clases amenas y útiles para nuestros estudiantes. Creo que en el futuro será un equilibrio entre la docencia presencial y la docencia en línea, según las necesidades del alumnado y las posibilidades del docente. Hay alumnos que trabajan durante el día y asisten a clases vespertinas, para ellos la docencia en línea puede ser un alivio; hay alumnos que no tienen problemas en asistir presencial en la jornada diurna; hay profesionales que asisten a sus clases de doctorado en línea durante la madrugada. El mundo actual nos pone en el dilema del equilibrio, que es fácil enseñar en el ramo de filosofía del derecho o de ética, pero tan difícil en la práctica. Creo que la solución a su inquietud es la combinación entre la docencia presencial y la docencia en línea. Ningún extremo es deseable. Un abrazo desde Chile

        Responder


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.