CÓD.A05-S03-33 ONLINE

La bimodalidad en las aulas universitarias: de las competencias digitales a la innovación educativa

La conceptualización de qué es la bimodalidad ha variado históricamente y no está clara una sistematización de esa evolución. Una propuesta educativa es bimodal cuando combina ambas modalidades (presencial y a distancia) lo cual supone estrategias sincrónicas (coincidencia temporal en el uso de recursos y espacios, interacción directa) y asincrónicas (actividades que no requieren la conexión simultánea del docente y el alumnado o de los participantes entre sí, sino que cada quien participa en su propio tiempo y espacio). Este significado de bimodalidad se asemeja a lo que se denomina semipresencialidad y b-learning.

La mera incorporación de TIC o medios tecnológicos no supone un mejor proceso de comprensión y apropiación del contenido y un mejor proceso de construcción del conocimiento. El uso de las TIC en una propuesta educativa debe estar diseñado teniendo en cuenta las posibilidades y límites de cada TIC, como medio o aporte al aprendizaje significativo del alumnado.

¿Qué tipo de aporte? Aportes tales como que, esas tecnologías, le permitan comprender un tema desde diferentes puntos de vista; que les permitan intercambiar ideas con sus compañeros, comparar y extraer conclusiones que contemplen las diferencias; que les posibilite presentar argumentos con fuentes diferentes (videos, BBC, tutorías virtuales). Por ejemplo, incorporar un foro virtual a una clase presencial no es sinónimo de mejor aprendizaje.

Una propuesta que integra las tecnologías, tiende a agregar, sumar, incorporar o reemplazar tecnologías al conjunto de lo que se hace. Por lo tanto, no se trata de traducir la clase presencial verbal y sincrónica incluyendo tecnologías digitales para la visualización del aula en directo a los no presenciales, sino de considerar Internet como el nuevo recurso docente que ofrece herramientas diversas que la presencialidad del aula no permite. Se trata de incluir con sentido socio crítico todos los medios y tecnologías disponibles.

Sin embargo, la implementación de la bimodalidad es más que una cuestión de ofrecer herramientas y estrategias al alumnado. Si bien es cierto que es necesario el uso de TIC y medios con el potencial de sus diferentes lenguajes/códigos, en los tiempos que corren, para la innovación y la mejora de la calidad educativa, no son suficientes. Lo esencial continúa siendo la relación pedagógica, la relación intersubjetiva y social entre los sujetos que intervienen en el proceso educativo. Lo esencial es no perder de vista que la educación es un bien social y un bien público y, por tanto, es la que forma la subjetividad social a la vez que realiza una construcción social de conocimiento.

Palabras clave

Bimodalidad Competencia Digital Docencia Universitaria Innovación Tic

Ponencia Online

Documentación de apoyo a la presentación ONLINE de la ponencia

Ver el video en youtube


Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Juan Ignacio Martínez de Morentin

Ver Perfil

profile avatar

Arkaitz lareki Arcos

Ver Perfil

profile avatar

Jon Altuna Urdin

Ver Perfil


Comentarios deshabilitados

Los comentarios están deshabilitados, se habilitarán días antes del congreso. Recuerde que debe estar conectado para poder comentar.