CÓD.A04-S02-32 ONLINE

La escritura como herramienta para la reflexión y la interacción en el aula

Introducción

Es muy común escuchar que los jóvenes no leen ni escriben, que no se interesan por sus iguales, que son egoístas, herméticos o que se muestran reacios y esquivos cuando se les pide que exterioricen y compartan sus sentimientos con el resto de sus compañeras y compañeros. ¿Qué se esconde detrás de todas esas afirmaciones? ¿Es un problema de los jóvenes o es el profesorado y el sistema educativo quienes no les brindan el espacio ni las herramientas necesarias para interactuar?

Objetivos

Este trabajo pretende demostrar que cuando se utiliza una metodología adaptada al alumnado, participativa e individualizada, sin ciertos arneses tradicionales, sin la imposición de exámenes y pruebas escritas, este es capaz de mejorar sus habilidades comunicativas, tanto orales como escritas, de desarrollar un pensamiento crítico a través de lecturas, de reflexionar sobre aspectos en los que no había profundizado previamente y de mostrar interés por las historias de las compañeras y compañeros con los que convive en clase, generando así un clima de convivencia positivo.

Metodología

A través de una metodología flexible en la que se transfiera el control sobre sus decisiones al alumnado, donde prime la reflexión por encima de la capacidad memorística, se pretende generar un ambiente en clase basado en la empatía, la comunicación y las relaciones interpersonales, factores que les serán de gran utilidad en su futuro laboral y en su propia vida. Somos seres humanos cuya principal característica es la interacción, y eso precisamente es lo que se busca con esta forma de impartir docencia. La técnica expuesta se ha llevado a cabo principalmente con alumnado adolescente, de entre 15 y 19 años, que cursa un ciclo medio y que en la mayoría de casos se enfrenta por primera vez a situaciones desconocidas, a unos compañeros nuevos, de diferentes procedencias e incluso de edades muy dispares. En este contexto, generar un espacio comunicativo seguro se torna fundamental para el desarrollo de los jóvenes. A través de cuestionarios cualitativos se darán a conocer los resultados de esta investigación.

Discusión

Por medio de este trabajo se busca conocer hasta qué punto una metodología cuya base sea la comunicación, la interacción y la escritura tiene impacto en el alumnado y cómo esta le ayuda a relacionarse mejor con su entorno y consigo mismo. El trabajo de campo ha tenido lugar en el instituto Ramón y Cajal, situado en la barriada Guadalquivir, en Córdoba.

Resultados y conclusiones

Los resultados extraídos de esta investigación arrojan la satisfacción del alumnado con la puesta en práctica de esta metodología y los beneficios que la escritura y la exposición oral de sus reflexiones han tenido en ellos mismos y cómo, además, compartirlas ha propiciado un clima positivo en el aula y les ha liberado de ciertos prejuicios.

Palabras clave

Escritura Educación Interacción

Ponencia Online

Documentación de apoyo a la presentación ONLINE de la ponencia

Ver el video en youtube


Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Jose Juan Luque Aranda

Ver Perfil


Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 17 comentarios en esta ponencia

    • profile avatar

      Bohdan Syroyid Syroyid

      Comentó el 27/06/2021 a las 00:17:17

      Enhorabuena por la presentación. Es muy importante fomentar y promover la escritura en el alumnado. Es muy buena señal ver que la escritura mejora la autoestima de los alumnos y mejora la convivencia de los alumnos. Quisiera preguntar si se registraron casos en los que los alumnos experimentaron un efecto negativo en la autoestima o en la convivencia. Muchas gracias de antemano.

      Responder

      • profile avatar

        Jose Juan Luque Aranda

        Comentó el 28/06/2021 a las 18:49:03

        Hola, Bohdan, muchas gracias por tu comentario. Respecto a tu duda, en la encuesta, que completaron 100 estudiantes, había precisamente una pregunta relacionada con el efecto que causaba en la empatía y la convivencia. Tres personas dijeron que no habían mejorado "nada" su autoestima, y 5 que "poco". 14, "algo", 28 "bastante" y 51 "muchísimo".

        En cuanto a la convivencia, 1 alumno dijo que la convivencia no había mejorado nada, 3 que lo había hecho poco, 10 que algo, 21 que bastante y 66 que muchísimo.

        De hecho, estos son dos de los parámetros en los que el alumnado mejora aplicando estas herramientas.

        ¡Un saludo!

        Responder

    • profile avatar

      Omar Salem Ould García

      Comentó el 25/06/2021 a las 22:18:13

      Buenas tardes, José Juan:

      Muy interesante la comunicación. Me ha resultado muy interesante el enfoque y la propuesta en general. Comparto contigo la necesidad de añadir otros tipos de evaluaciones menos centradas en el examen y quizás orientar parte de la evaluación a ejercicios como el propuesto, más en consonancia con la aplicación a la situación y condicionantes que alumno puede tener cuando llega al aula.

      Muchas gracias.
      Saludos,
      Omar

      Responder

      • profile avatar

        Jose Juan Luque Aranda

        Comentó el 26/06/2021 a las 00:07:00

        Muchas gracias por tu comentario, Omar. Estoy completamente de acuerdo. En esta asignatura en concreta yo no hago exámenes porque es eminentemente práctica, pero en otras es muy compatible la prueba escrita con otras más creativas, ya que de esa manera se le da al alumnado la posibilidad de reflexionar y crecer, no solo de memorizar. Además, si logramos un clima cohesionado y cómodo en el aula, repercutirá positivamente en el proceso de enseñanza-aprendizaje, no me cabe duda.

        Un saludo.

        Responder

    • profile avatar

      María del Carmen Encinas Reguero

      Comentó el 24/06/2021 a las 22:28:48

      Muchas gracias, José Juan. La dimensión 'pública' de tu actividad me ha llamado mucho la atención. ¿Nunca se ha creado ninguna situación difícil o incómoda?

      Responder

      • profile avatar

        Jose Juan Luque Aranda

        Comentó el 26/06/2021 a las 00:03:33

        Hola, María del Carmen. Es muy interesante y pertinente tu pregunta. Por supuesto que cuando el alumnado está leyendo en público textos muy personales, que le tocan especialmente, bien porque esté hablando de una pérdida o de un acontecimiento doloroso, hay veces que no puede continuar o que rompe a llorar, pero esos instantes sirven para dos cosas: Por un lado, dejamos de considerar el llanto como algo negativo, y al igual que a nadie le sorprende que un compañero se ría, tratamos de normalizar que otro llore.

        Por otro lado, ese momento de tristeza o de bajón suele unir al grupo, ya que es habitual que de manera espontánea el grupo aplauda o algún compañero salga a ayudarle a terminar la lectura o simplemente a darle un abrazo.

        Creo que lo importante es esos instantes es no dramatizar ni tratar de que la persona se sienta culpable o avergonzada, sino todo lo contrario, que perciba el respaldo de la clase.

        Responder

    • profile avatar

      María Dolores Alonso-Cortés Fradejas

      Comentó el 24/06/2021 a las 17:23:15

      Buenas tardes, José Juan:
      Los objetivos de tu investigación me parecen muy interesantes.
      Como estudiosa de los procesos de aprendizaje-enseñanza de la lengua escrita en las aulas, siento curiosidad por saber qué tareas de escritura llevaron a cabo los participantes en el estudio y cómo se plantearon ¿Incluían el desarrollo de los procesos de escritura (planificación, textualización, revisión)? ¿Cuáles eran los temas sobre los que escribieron y cómo se propusieron? ¿Qué tipos de textos tenían que escribir?
      Un saludo cordial

      Responder

      • profile avatar

        Jose Juan Luque Aranda

        Comentó el 24/06/2021 a las 18:16:33

        Hola, María Dolores. Muchas gracias por el interés que muestras en el tema. Lo importante realmente no era la calidad de los textos, sino el hecho de que plasmaran lo que sentían o lo que les apetecía contar y lo compartieran con la clase, puesto que mi objetivo es fomentar las relaciones. Por ello, no ha habido un proceso de planificación de los procesos de escritura y no es un aspecto en el que hayamos incidido, si bien sí que hacía de manera puntual observaciones sobre los textos en sí, especialmente si alguno destacaba por algo.

        Los textos que tenían que escribir eran libres. Yo les lanzaba propuestas (dos en cada trimestre) y podían elegir ese tema o, si no estaban cómodas con él, proponer otro. El tema realmente era una excusa para que se sentaran a escribir y a reflexionar, y luego a ser posible lo compartieran. Por ejemplo, empezamos con una presentación y les insisto en que no sea la típica presentación con el nombre, apellido, procedencia... sino que profundicen más, que cuenten cómo son realmente, qué hay detrás de su nombre.

        Otro tipo de actividades se centran en relatar una historia de fotografías, hablar sobre un objetivo significativo o escribir una carta a un compañero o compañera, y solemos finalizar el curso con una reflexión final en la que cuenten qué les ha supuesto la asignatura o el año en general. En este último trabajo es donde te das cuenta realmente de la utilidad que ha tenido para el alumnado la escritura y la lectura de sus propios textos.

        ¡Un saludo!

        Responder

    • profile avatar

      Susana Gala Pellicer

      Comentó el 24/06/2021 a las 12:02:41

      Muchas gracias por tu propuesta, José Juan, es muy interesante. Coincido contigo en la importancia de defender un sistema menos condicionado por las pruebas escritas y que dé al alumno la posibilidad de combinar el aprendizaje con la expresión oral. Mi única duda es: ¿hasta qué punto puede atribuirse la mejora emocional y académica del alumno al ejercicio realizado? ¿habéis encontrado alguna manera de cuantificar este avance?

      Responder

      • profile avatar

        Jose Juan Luque Aranda

        Comentó el 24/06/2021 a las 18:06:13

        Hola, Susana. Muchas gracias por tu pregunta, me parece muy interesante. La respuesta es que sí se produce una mejora emocional en la mayoría de casos tras la escritura del ejercicio y me remito a los resultados de la investigación. La mitad de los que rellenaron las encuestas afirmó que su autoestima mejoró "muchísimo" al escribir las redacciones y un 27% que lo hizo "bastante". Un 66% reconoció que escribir le ha ayudado "muchísimo" a reconocer sus emociones y un 22,2% que "bastante". Los autoinformes del alumnado confirman esta línea, destacando lo positivo que ha sido para ellos poder escribir sobre aspectos personales y compartirlos con la clase.

        Respecto al aspecto académico, la mejora se ha producido en la habilidad para comunicar, para interactuar, ya que un 66% considera que tras la asignatura sabe relacionarse mejor, y un 69,7% estima que escribir le ha hecho que se desarrolle personal y profesionalmente. El hecho de leer en público, además, ha mejorado su comunicación no verbal, según reconocen en los autoinformes. En el artículo detallaré estos resultados.

        Muchas gracias. ¡Un saludo!

        Responder

    • profile avatar

      Beatriz Chaves Yuste

      Comentó el 24/06/2021 a las 11:37:09

      Buenos días, José Juan.
      Permíteme darte la enhorabuena por tu trabajo. Me gustaría formularte un par de preguntas:
      ¿Te has enfrentado a algún caso en el que un alumno no haya querido compartir su escrito? De ser así, ¿cómo lo has manejado?
      ¿Crees que una prueba de evaluación externa oral, e.g. EvAU, pruebas de diagnóstico en ESO, ayudaría a mejorar la competencia comunicativa oral del alumnado?
      Muchas gracias.
      Un saludo

      Responder

      • profile avatar

        Jose Juan Luque Aranda

        Comentó el 24/06/2021 a las 17:49:12

        Hola, Beatriz. Muchísimas gracias por tu interés. Respecto a tus preguntas, por supuesto que me he encontrado alumnado que no quiere compartir su escrito, bien por timidez o porque esconde una historia demasiado personal. En esos casos, nunca obligo a hacerlo, si bien trato de ahondar en los motivos que le llevan a ello. En caso de que sea por timidez, la trato de animar y estimularla para que lo intente, siempre con mucho tacto y sin presionarla. Si se sigue negando, no pasa nada, como escribimos varios textos a lo largo del curso, es probable que conforme vaya ganando confianza con la clase se decida a hacerlo, o por la propia dinámica que generan sus compañeras, al leer sus redacciones. Creo que lo más importante es no obligar ni presionar, y sí generar el espacio adecuado para que se sientan cómodas y seguras compartiendo lo que han escrito.

        En referencia a las pruebas externas, dudo que sirvan para mejorar la competencia comunicativa del alumnado, diría que podrían incluso generar el efecto contrario, precisamente porque no crearían ese marco de seguridad. En mis clases leen tanto porque se sienten libres de no hacerlo y porque saben que nadie las va a juzgar ni a evaluar por ese acto (leer en público solo les suma puntos, pero no hacerlo no les resta). Entonces, al final lo hacen desde el convencimiento, porque desean compartir una experiencia con sus compañeros y compañeras.

        Muchas gracias . ¡Un saludo!

        Responder

    • profile avatar

      Carmen Pérez-García

      Comentó el 22/06/2021 a las 22:12:04

      Estimado José Juan:

      Enhorabuena por tu ponencia. Me ha interesado mucho el enfoque humano que le has otorgado. Ya que has comentado la anécdota del examen que realizaron esos alumnos sobre comunicación, me gustaría saber cuál es tu opinión acerca de cómo se desarrolla la competencia oral en las aulas. Sigo pensando que en muchos casos no se está formando al alumnado adecuadamente para saber expresarse oralmente con eficacia. Esto lo podemos ver incluso en el ámbito universitario cuando el alumnado tiene problemas a la hora de desenvolverse en exposiciones orales, etc. ¿Crees que el problema radica en que aún prima la obsesión de impartir todo el temario siguiendo un libro de texto y evaluando mediante exámenes escritos? ¿Cuál es tu opinión con respecto a las carencias en comunicación oral que se siguen observando en alumnado de diversas etapas educativas?

      Saludos cordiales,

      Carmen

      Responder

      • profile avatar

        Jose Juan Luque Aranda

        Comentó el 23/06/2021 a las 10:37:39

        Hola, Carmen. Ante todo, muchas gracias por tus palabras y por el interés que has mostrado. Sin duda, planteas preguntas muy interesantes y también de difícil respuesta. Por un lado, creo que cada vez somos más conscientes de la importancia que tiene la capacidad comunicativa de las personas y, sin embargo, seguimos viendo multitud de carencias. Empiezo por tu última cuestión.

        El principal déficit que percibo en la adolescencia, que es el ámbito donde trabajo, es el miedo y la vergüenza que el alumnado siente al exponer en público, el verse juzgados. Esto es un aspecto relacionado con la confianza y eso hay que empezar a trabajarlo desde las primeras etapas, generando espacios estables y seguros donde se sienta cómodo y, sobre todo, respetado. A partir de ahí, podemos empezar a trabajar las diferentes técnicas de comunicación, pero no podemos pretender que los chicos y chicas salgan alegremente a hacer exposiciones sin saber de dónde vienen ni qué arrastran. Obligarles es contraproducente porque no hará sino aumentar su fobia y pánico.

        Por otro lado, y más que un problema de obsesión por el temario o los exámenes escritos, que efectivamente en muchos casos existe, diría que no se forma bien al alumnado porque el propio profesorado no está formado en técnicas de comunicación y con frecuencia es el primero que no las pone en práctica, por ejemplo, con presentaciones aburridas, exceso de texto o clases monótonas y unidireccionales donde no se tiene en cuenta a quien hay enfrente. Entonces, ¿qué referentes tienen los estudiantes? Escasos. Entonces se encuentran dificultades para exponer porque rara vez han presenciado una buena exposición. Hay falta de referentes.

        Estoy de acuerdo contigo en que esto sucede incluso en ambientes universitarios, donde es habitual atiborrar al alumnado a presentaciones; sin embargo, ¿qué calidad tienen? ¿Se les corrige o aconseja? Se confunde cantidad con calidad. He comprobado que hay un exceso de presentaciones y que de nada sirve que alguien haga doce exposiciones en un curso si todas siguen el mismo patrón y nadie les orienta sobre cómo mejorarlas.

        En definitiva, pienso que hay un problema de seguridad en el alumnado, de falta de referentes y de formación en el profesorado. ¡Un saludo!

        Responder

    • profile avatar

      Irene Rodríguez Cachón

      Comentó el 22/06/2021 a las 13:29:51

      Buenas tardes, José Juan:
      Muy interesante tu propuesta.
      Tengo interés en saber qué tipo de preguntas incluiste en el cuestionario que pasaste a tus alumnos. ¿Podrías comentar alguna de ellas?
      Gracias.
      Un saludo
      Irene Rodríguez Cachón

      Responder

      • profile avatar

        Jose Juan Luque Aranda

        Comentó el 22/06/2021 a las 18:02:37

        Hola, Irene. Muchas gracias por tu interés. Por un lado les hice doce preguntas de respuesta cerrada y, por otro, di la oportunidad de que escribieran libremente lo que les había aportado este método de trabajo. Respecto al cuestionario, que detallaré en el artículo, te comento algunos ítems, como me pides:

        - Gracias a los trabajos escritos he podido reflexionar y conocerme mejor
        - Escribir ha hecho que me desarrolle personal y profesionalmente
        - Escribir ha hecho que mejore mi autoestima.
        - Escribir me ha ayudado a reconocer mejor mis emociones.
        - La lectura en clase de los trabajos ha contribuido a que interactúe más con mis compañeras y compañeros.
        - La lectura en público de nuestras redacciones ha hecho que la convivencia en clase mejore.
        - Leer mis reflexiones me ha hecho más segura.
        - Tras la asignatura, noto que sé relacionarme mejor.

        Cualquier otra inquietud, no dudes en preguntarme. ¡Muchas gracias!

        Responder


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.