CÓD.A01-S02-13 ONLINE

LA IMPLEMENTACIÓN DE METODOLOGÍAS DE APRENDIZAJE ACTIVO EN LA ASIGNATURA DE DERECHO ADMINISTRATIVO

INTRODUCCIÓN

En los últimos años, la preocupación del profesorado universitario por el aprendizaje eficiente del alumnado se ha incrementado, lo que ha derivado en la búsqueda de alternativas a los métodos convencionales de enseñanza. Sin desmerecer los obligados cambios en la docencia que ha impuesto la crisis sanitaria del Covid-19. En este sentido, la incorporación de metodologías activas de aprendizaje se presenta como un factor clave para satisfacer las demandas e inquietudes de los alumnos, reforzar su aprendizaje y, en definitiva, mejorar la calidad de la docencia. Lo que, sentido contrario, no sólo consiste en incorporar las nuevas tecnologías al sistema de enseñanza aprendizaje.

Las asignaturas referidas al área de Derecho Administrativo suelen plantear dificultades en el aprendizaje del alumnado, especialmente, en la asignatura de “Derecho Administrativo General” en la que éstos se enfrentan por primera vez a la adquisición de conocimientos jurídicos complejos. El problema es que esta asignatura es la base sobre la que sustenta el conocimiento y aprendizaje de otras asignaturas más complejas, como puede ser “Derecho Administrativo Especial”, “Derecho Local” o “Administración electrónica”. Como consecuencia, estas asignaturas suelen presentar un porcentaje de aprobados susceptible de ser mejorado.

OBJETIVOS

El objetivo principal que se pretende alcanzar es situar al alumno en una posición activa de su aprendizaje lo que fomentará su motivación, curiosidad y, especialmente, su pensamiento crítico o racional. De esta forma, el alumno será capaz de integrar los conocimientos explicados en clase, desarrollando su habilidad para buscar información y capacidad de síntesis, sintiendo así un mayor grado de motivación y satisfacción con la asignatura. En consecuencia, la idea es enseñar a los alumnos los conocimientos teóricos de la asignatura, y que sean capaces de ponerlos en relación con el mundo que les rodea.

METODOLOGÍA Y DISEÑO

La metodología utilizada es de aprendizaje activo, más concretamente “Flipped Classroom” que consiste en invertir las posiciones entre los alumnos y el profesor. El diseño de esta actividad se ha pensado para la asignatura de Derecho Administrativo General del primer curso del Doble Grado en Gestión y Administración Pública y Derecho, y el Grado en Gestión y Administración Pública de la Universidad de Almería.

El cronograma y diseño de esta actividad ha consistido en lo siguiente:

LUNES MARTES MIÉRCOLES
Test (45 min.) sobre una lección que previamente había sido preparada por los alumnos Explicación de la lección por parte del profesor y resolución de las dudas de los alumnos Realización de supuestos prácticos.

Con posterioridad se les ha pasado una encuesta a los alumnos para que valoraran el sistema de aprendizaje.

DISCUSIÓN Y CONCLUSIONES

            Una vez obtenidos los datos de las encuestas, se procedió a su tratamiento con la finalidad de obtener los resultados de la implementación de este sistema de aprendizaje. Los comentarios de los alumnos son positivos en tanto que, como se demostrará, ha sido una experiencia muy enriquecedora para ellos, y se muestran entusiasmados por los conocimientos prácticos que han adquirido. Además, las calificaciones de los alumnos que han seguido este sistema son superiores respecto de aquellos que no lo han seguido.

Palabras clave

Aprendizaje Activo derecho Administrativo Flipped Classroom

Ponencia Online

Documentación de apoyo a la presentación ONLINE de la ponencia

Ver el video en youtube


Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Ariana Expósito Gázquez

Ver Perfil

profile avatar

Salvador Cruz Rambaud

Ver Perfil

profile avatar

Ana María Sánchez Pérez

Ver Perfil

profile avatar

María José Muñoz Torrecillas

Ver Perfil


Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 5 comentarios en esta ponencia

    • profile avatar

      Daniel del Valle-Inclán Rodríguez de Miñón

      Comentó el 22/06/2021 a las 09:54:45

      Estimada Ariana:
      En esta ocasión soy yo quien le da la enhorabuena por la puesta en marcha de estas prácticas tan novedosas, que tanto éxito ha tenido entre los alumnos, tal y como refleja el entusiasmo de los alumnos y el calificarlas como enriquecedoras.
      Me asaltan, sin embargo, una serie de preguntas que quisiera trasladarle, dado que ambos compartimos la misma rama de conocimiento, el Derecho Administrativo:
      - Esta metodología de aprendizaje activo, ¿la han desarrollado en docencia 100% presencial o semipresencial?, ¿qué se ha hecho de manera presencial y qué on-line?
      - ¿Con qué tiempo previo contaban los alumnos para preparar la lección?, ¿lo hacían por grupos?, ¿qué pautas se les daba?
      - ¿Hay solución de continuidad de cara al curso que viene o volverán al sistema tradicional?
      Le reitero una vez más mi más sinceras enhorabuena y le envío un saludo muy cordial.
      Daniel

      Responder

      • profile avatar

        Ariana Expósito Gázquez

        Comentó el 22/06/2021 a las 10:50:25

        Estimado Daniel:
        Le agradezco mucho sus palabras.
        En nuestra facultad la docencia se mantuvo durante todo el segundo cuatrimestre on-line, por lo que no hubo parte presencial. Sin embargo, para mitigar los efectos del sistema on-line se optó por obligar a los alumnos a que pusieran las cámaras durante las distintas clases, evitando así la despersonificación de las lecciones.
        Los alumnos tenían claro el cronograma de la asignatura desde la primera lección introductoria, por ello, el miércoles cuando terminaba la práctica ya sabían que lección tenían que preparar para la semana siguiente. El estudio era individual, y las pautas eran generales, al menos debían realizar una lectura profunda. En este sentido, los alumnos se veían obligados a preparar los temas porque, en caso contrario, no eran capaces de pasar los test de los lunes, y ese que contaban con todo el material disponible. Esta es la parte que a ellos menos les ha gustado, pero que, sin embargo, ha generado una base de continuidad y de seguimiento de la asignatura.
        Para el próximo curso académico, la idea que yo tengo es continuar con el mismo sistema de enseñanza-aprendizaje, pero esta vez de forma presencial, salvo por los test que yo creo que se pueden mantener de forma virtual. Este año, por ejemplo, no hemos podido acudir al juzgado para que observaran cómo funciona el proceso contencioso- administrativo en casos reales, y espero poder hacerlo el curso próximo.
        Le reitero mi agradecimiento por su interés en la ponencia.
        Un cordial saludo, Ariana.

        Responder

    • profile avatar

      Juanita Pedraza Cordoba

      Comentó el 21/06/2021 a las 07:27:49

      Una experiencia muy interesante y con una planificación muy completa. Quisiera plantearles varias cuestiones:
      ¿El grado de participación de los estudiantes durante la clase magistral o teórica se incrementa en calidad y cantidad con el uso del test como técnica de clase invertida?
      Entiendo que los casos prácticos estaban integrados por diversos componentes (planteamiento, preguntas y elaboración de escritos), ¿podrían, por favor, precisar su alcance y método de evaluación?.
      Finalmente, ¿pueden comentar el sistema de evaluación de la asignatura, detallando, si no les importa, las características del examen final, si lo hubiera?.

      Responder

      • profile avatar

        Ariana Expósito Gázquez

        Comentó el 21/06/2021 a las 09:49:32

        Estimada compañera:
        Muchas gracias por su interés en la ponencia.
        En lo que se refiere a las cuestiones planteadas, voy a intentar resolverlas paulatinamente.
        Las preguntas del tipo test han propiciado una mayor participación en clase teórica porque los alumnos quería conocer la motivación que subyacía en algunas respuestas correctas. Esto a su vez, provocaba que debatieran en clase y argumentaran jurídicamente sus respuestas. Normalmente, las clases comenzaban resolviendo estas dudas, otras veces surgían en mitad de la explicación genérica.
        En lo que se refiere a los casos prácticos, el método de evaluación es muy sencillo. En clase siempre se resolvía la práctica, se explicaba lo que solicitaba el profesor y lo que ellos, a grandes rasgos debían contestar. Las prácticas están enfocadas desde la perspectiva de que no hay respuestas erróneas, sino mal fundamentadas o sin suficiente base jurídica. Por ello, no había sólo una respuesta válida. Para facilitar la labor del docente las prácticas se evaluaban (el máximo eran 3 puntos), premiando siempre la participación. Al final dentro de esta metodología, hay que premiar la participación, porque sino es muy difícil incrementar el interés por la asignatura.
        En lo que se refiere a la evaluación de la asignatura esta constaba de dos partes de igual peso en la calificación: por un lado, la media de los test semanales (1 punto); las prácticas (3 puntos); y los blogs en grupos (1 punto); y por otro lado, el examen final. Hay que contextualizar que estos alumnos en su mayoría quieren ser opositores, por ello el examen se prepara para alcanzar esos objetivos. En este sentido, el examen final consistió en dos preguntas de desarrollo de cualquiera de los temas explicados en clase. Se les pide el tema completo y no partes del mismo. En mi opinión, esta es la parte más convencional y a la que los alumnos no han dedicado el suficiente tiempo. Si a estos alumnos se les hubiera evaluado realizando prácticas concretas el porcentaje de aprobados de la asignatura sería muy superior al alcanzado.
        Espero haber resuelto todas sus dudas.
        Muchas gracias por todo.
        Reciba un cordial saludo, Ariana.

        Responder


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.