CÓD.A04-S02-26 ONLINE

La lengua oral en el aula de Educación Infantil: una propuesta a través de grupos interactivos

Durante mucho tiempo en el proceso de enseñanza/aprendizaje de la lengua se concibió la oralidad como una deformación de la norma y, por tanto, algo vulgar, incorrecto y trivial. La modalidad escrita se convirtió en lo único que importaba en la educación lingüística en todos los niveles educativos, ya que “hablar” no necesitaba enseñarse porque esa competencia se adquiría de forma natural y autónoma.

No será hasta los primeros años de la década de los 90 del siglo XX cuando se empiece a incluir la oralidad en los diseños curriculares y se conciba y considere el aula como espacio comunicativo con enormes posibilidades didácticas.

La oralidad, como cualquier actividad y situación educativa, requiere de una concepción determinada del espacio aula y de los objetos que contiene. El maestro del segundo ciclo de Educación Infantil tiene que pensar en actividades en las que fluya la comunicación y el lenguaje ya que debe idear y crear un espacio distribuido en ámbitos diferentes para momentos y funciones también diferentes. En una situación ideal, en las aulas de 3-6 años deben existir zonas con mesas y sillas, zonas de explicación de cuentos, con amplios cojines para sentarse cómodamente y escuchar relatos, zonas con material simbólico: el rincón de la cocina, de alguna profesión como médico, de comprar, de vender, etc., el rincón de la biblioteca de aula donde se reúnen los cuentos y otros materiales escritos y adonde se pueda acudir libremente. La distribución debe facilitar la comunicación para todo el grupo; por ejemplo, en los momentos en que el docente explica un cuento para todos o cuando está con grupos reducidos mientras están realizando una actividad sentados en mesas de cuatro o cinco niños.

Así, es precisamente en estas situaciones de trabajo en grupo donde se produce la relación entre los alumnos, hablando, discutiendo sobre algún aspecto del trabajo o aclarando cuestiones que alguno no tiene claras. Los momentos de interacción entre iguales son especialmente ricos y motivadores para el desarrollo del lenguaje y el aprendizaje en general; conversando colectivamente sobre alguna experiencia compartida (la celebración de algún cumpleaños, la visita a algún centro o una excusión) o los momentos de actividad individual durante los cuales los niños eligen libremente estar solos mirando un cuento a estar con un compañero jugando con las construcciones.

En este trabajo se presenta una propuesta de innovación educativa que trabaja la oralidad en un aula de 3º de Educación Infantil (5-6 años), ideada para llevarla a cabo a través de grupos interactivos. De esta manera, podremos crear un espacio comunicativo en el que se aprenden nuevas formas lingüísticas orales, diferentes a las familiares, hasta ahora desconocidas por el alumno de Educación Infantil.

Palabras clave

Educación Infantil Grupos Interactivos Oralidad

Ponencia Online

Documentación de apoyo a la presentación ONLINE de la ponencia

Ver el video en youtube


Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Irene Rodríguez Cachón

Ver Perfil


Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 6 comentarios en esta ponencia

    • profile avatar

      Elisa Martín Ortega

      Comentó el 30/06/2021 a las 21:47:06

      Hola Irene. Tu presentación me ha parecido muy interesante. Creo que las actividades que planteas son muy pertinentes para el desarrollo de la lengua oral en Educación Infantil, una etapa en la que a menudo los esfuerzos se centran, creo que erróneamente, en el aprendizaje de la lectoescritura, descuidando la lengua oral. En este sentido me gustaría preguntarte si has pensado en elaborar propuestas que partan de la literatura infantil como forma de trabajar la oralidad: narración oral de cuentos, lectura en voz alta por parte del maestro/a y posterior discusión con los niños, etc.

      Responder

      • profile avatar

        Irene Rodríguez Cachón

        Comentó el 01/07/2021 a las 09:15:56

        Hola Elisa:
        Muchas gracias por tu comentario.
        Pues sí y no. Me explico, trabajar la lengua oral a partir de la literatura infantil es fantástico y muy útil pero, a la vez, me parece que, por un lado, está muy trillado ya y, por otro, de nuevo asociamos lo oral con lo escrito, y eso es precisamente una de las cosas de las que pretendo huir. Parece que "los de Lengua" solo pensamos en lengua y literatura pero hay otras áreas igual de interesantes y que nos pueden dar resultados muy buenos. Este es el caso de mi propuesta, la historia del arte español.
        Un saludo

        Responder

    • profile avatar

      Susana Gala Pellicer

      Comentó el 24/06/2021 a las 12:11:08

      Buenos días, Irene: muchas gracias por tu comunicación, es realmente interesante. Coincido contigo en la importancia de reforzar el aprendizaje de la lengua oral que, desde mi punto de vista, sigue sin tener el suficiente peso curricular. Tus propuestas parecen muy adecuadas para este propósito.

      Responder

    • profile avatar

      Enrique González Martín

      Comentó el 22/06/2021 a las 13:03:40

      Buenos días Irene.
      Interesante propuesta y muy necesario este trabajo de oratoria desde la Educación Infantil. Te iba a realizar la siguiente cuestión:
      ¿Cómo valoras la coordinación de un logopeda externo al centro educativo con la maestra/o de Educación Infantil para poder orientar, dar pautas y planificar una intervención indirecta en el hogar? Hablo del logopeda como profesional sanitario y experto en comunicación y lenguaje, al tratarse tu comunicación sobre habilidades discursivas.
      Muchas gracias de antemano.

      Responder

      • profile avatar

        Irene Rodríguez Cachón

        Comentó el 22/06/2021 a las 13:19:03

        Buenas tardes, Enrique:
        Agradezco mucho tu comentario.
        Me ha interesado mucho siempre el componente oral y, lamentablemente, en muchas ocasiones no se le da la importancia que debería tener.
        En cuanto a tu pregunta, considero que los logopedas son una parte esencial de todo el proceso de enseñanza/aprendizaje de una lengua, muy especialmente del componente oral. Siempre he creído que, en general, los logopedas deberían estar mucho más integrados en la cotidianeidad del aula, especialmente en Infantil y los primeros cursos de Primaria, porque ayudarían muchísimo, como especialistas que son, a todo el proceso. Los maestros, en general, pueden aportar mucho, pero la alta especialización del logopeda sería la mejor guinda en la enseñanza de la oralidad.
        Un saludo

        Responder


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.