CÓD.A05-S05-10 ONLINE

Montilla en el Catastro de Ensenada: tratamiento didáctico de una fuente geohistórica

El conocimiento del pasado es una piedra angular para comprender y explicar adecuadamente el presente. Pero con frecuencia esto no se vehicula mediante el uso de fuentes primarias, aún cuando estas se encuentran disponibles y razonablemente accesibles. Ésta es la situación del Catastro de Ensenada como fuente documental del siglo XVIII.

Su extensa cobertura geográfica, se levantó para la Corona de Castilla, y la razonable conservación de la misma, pese a las pérdidas por deterioro o destrucción acaecidas desde entonces por motivos de diversa índole, así como su carácter exhaustivo, con una estructura articulada y muy detallada, la convierten en un recurso incuestionable. Más aún desde que el Ministerio de Cultura de España auspició la iniciativa del portal PARES (Portal de Archivos Españoles), en los que figura un primer acercamiento a la digitalización del catastro ensenadista, iniciado con las respuestas generales.

Así las cosas, desde el punto de vista académico y social restaría desarrollar propuestas de puesta en valor que en el primer caso garanticen un primer contacto a los discentes de Geografía e Historia, y en el segundo ayude a resolver la eterna pregunta que se formula a los conocimientos y humanistas, ¿para qué le sirve a la ciudadanía contemporánea tener una noción elemental de la existencia de fuentes geohistóricas como la de Ensenada?

En el presente trabajo hemos intentado ensayar una respuesta didáctica de carácter descriptivo a estas dos cuestiones. El primer alto se realiza para definir y aclarar la importancia de las fuentes primarias, en oposición a las secundarias. Solo entonces es posible dar a conocer de forma efectiva el siguiente punto, la estructura interna del catastro ensenadista, subrayando aquellos apartados que son susceptibles de mayor transferencia a la sociedad. Para ilustrar esto de una forma práctica se ha recurrido a la descripción de un ejemplo de caso, Montilla (Córdoba).

Cerrada así la estructura, se subraya un aspecto de retroalimentación crítico para la fuente, en la medida que consideramos que la mejor manera para conservar una fuente que puede ser entendida perfectamente como patrimonio documental nacional, es dotarla de uso y significado para el presente. De lo contrario su conservación podrá verse como gravosa y ajena a la ciudadanía y aún a los especialistas, que cada vez más recurren al uso de fuentes secundarias, cuando no terciarias para dirimir hechos y causalidades de la geografía y la historia de España.

Consideramos que la experiencia deja un conjunto de evidencias transferibles claramente a la sociedad, como la resolución de conflictos sobre herencias o lindes, pero también sobre la propia evolución de la sociedad local en la que se vive, en una variedad de matices difícilmente presente en otras fuentes de la época. Además, garantizar que los especialistas de geografía e historia, bien en su salida docente como en el ejercicio libre de la profesión, podrán contar entre sus recursos intelectuales y materiales con una fuente de información debidamente puesta en valor.

En todo caso consideramos que éste debe entender como un punto de partida y no de llegada, debemos seguir incrementando la cada vez más relevante bibliografía didáctica sobre este tipo de fuentes no sólo con ejercicios descriptivos sino también con experiencias aplicadas, en todos los ámbitos educativos, que permitan afinar su aprovechamiento.

Palabras clave

España Sociedad de la Información Tic Transferencia de Conocimientos

Ponencia Online

Documentación de apoyo a la presentación ONLINE de la ponencia

Ver el video en youtube


Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Daniel David Martínez Romera

Ver Perfil

profile avatar

Sara Cortés Dumont

Ver Perfil

profile avatar

Israel David Medina Ruiz

Ver Perfil


Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 10 comentarios en esta ponencia

    • profile avatar

      Andrés Sánchez Padilla

      Comentó el 25/06/2021 a las 21:11:29

      Estimados Daniel, Sara e Israel,

      En primer lugar, enhorabuena por vuestra más que necesaria puesta en valor de las fuentes primarias en la enseñanza. Sencillamente, creo que habéis planteado (la) cuestión capital para la transmisión veraz del conocimiento del pasado. A menudo, los estudiantes salen de la educación secundaria con una noción profundamente errónea de la historia como una serie de hechos sin ton ni son que se aprenden en los libros de texto. Esta distorsión arrebata a los estudiantes (y a muchos ciudadanos) la oportunidad única de entender la complejidad del pasado que proporcionan las fuentes primarias: en otras palabras, les quita la oportunidad de aprender a navegar la inevitable tensión entre la familiaridad y la extrañeza del pasado que tanto puede enriquecer su mapa del mundo, haciéndoles entender que nuestro presente no es necesariamente el orden natural de las cosas, sino uno de los muchos mundos posibles.

      En este sentido, habéis mencionado la discrepancia entre las Respuestas Generales y las Respuestas Particulares del Catastro de Ensenada. En mi opinión, esto podría una oportunidad fantástica para enseñar a los estudiantes la dificultad a la que se enfrentan a diario los historiadores para reconstruir fidedignamente el pasado debido a la naturaleza fragmentaria y contradictoria de las fuentes primarias, y de cómo el trabajo del historiador consiste precisamente en reconciliar esas contradicciones mediante una interpretación crítica, aunque por fuerza imperfecta, que ponga las fuentes en su contexto. Sobre todo, creo que serviría para debilitar, o al menos poner en cuestión, esa idea tan perjudicial de que la historia consiste en "leer" los hechos del pasado en los libros. ¿Qué opináis?

      Responder

      • profile avatar

        Sara Cortés Dumont

        Comentó el 26/06/2021 a las 21:27:43

        Estimado Andrés,

        Muchas gracias por tus palabras.

        Totalmente de acuerdo. Es imprescindible poner de manifiesto que las fuentes primarias son la base para reconstruir hechos pasado. En el caso del catastro de Ensenada, la rica información que nos ofrece de demografía, economía, profesiones...de la sociedad del momento. Poner en conocimiento dichas fuentes geohistóricas no solo a los estudiantes sino a la sociedad, en general, para que tengan un conocimiento del trabajo de los investigadores y su importancia en la sociedad.

        Responder

    • profile avatar

      David González Agudo

      Comentó el 24/06/2021 a las 14:03:11

      Ponencia muy interesante, sobre todo por la idea de acercar las fuentes primarias en línea orientadas a la docencia. Enhorabuena por el trabajo.

      Sólo una pequeña consideración. Como supongo conocéis, a veces, la información de los interrogatorios de las Respuestas Generales no coincide con la de las Respuestas Particulares, especialmente en alguna información esencial, relacionada con la riqueza agraria y/o económica de la población. En algunos casos, las diferencias son considerables y se reflejan en las notas de verificación que suelen aparecer al final del interrogatorio. Esto también debería tenerse en cuenta a la hora de transmitir la información al alumnado.

      Reitero, en todo caso, mis felicitaciones por la ponencia. Un saludo.

      Responder

      • profile avatar

        Sara Cortés Dumont

        Comentó el 24/06/2021 a las 19:18:46

        Buenas tardes David,

        Muchas gracias por tus palabras.

        Efectivamente, la información que se recoge en las Respuestas Generales muchas veces no coincide con las Respuestas Particulares. Concretamente, lo hemos observado en la información de los libros de cabezas de familia. Detalle que ponemos de manifiesto a los estudiantes.

        Atentamente,
        Daniel, Israel y Sara

        Responder

    • profile avatar

      Mª del Mar Téllez Guerrero

      Comentó el 23/06/2021 a las 13:46:53

      Estimados Daniel, Sara e Israel
      Me parece interesantísimo vuestro trabajo, sobre todo cuando subrayáis la importancia de las fuentes históricas, las fuentes primarias objeto de investigación. Estoy muy de acuerdo con el acercamiento que hacéis a esas fuentes y a los archivos a las generaciones mas jóvenes docentes y profesionales. El consultar PARES para su consulta a través de los motores de búsqueda y sacar el máximo partido a la investigación mediante las nuevas tecnologías es algo que hoy en día es necesario . Sin embargo, ¿qué opináis sobre la idea de que quizá también seria necesario que el alumnado conociera, in situ, al menos los archivos históricos locales de su municipio?. Hay muchos alumnos universitarios que terminan la carrera y no han puesto un pie en los archivos. El conocer, además de su edificio, conocer sus instrumentos de descripción y sus fondos, creo que hace que el conocimiento de esas fuentes, saber donde se encuentran y como han llegado allí, crea un sinergia en la investigación y en el investigador muy interesante, además de un valor histórico, crea un valor identitario y de memoria en este caso con la historia local.

      Responder

      • profile avatar

        Daniel David Martínez Romera

        Comentó el 23/06/2021 a las 17:46:26

        Estimada María del Mar,

        Estamos muy de acuerdo en subrayar la importancia de visitar, físicamente, los archivos. No sólo por lo que tiene de experiencia en sí misma, el placer de vivir el patrimonio en un sentido tanto intelectual (lo que significa) como sensorial (que no es poco). Sino porque, además, incluso en las disciplinas especialistas se está desdibujando el papel de la presencialidad en favor de acercamientos digitales. Antes que como soluciones contrapuestas entendemos que son realidades complementarias. No es lo mismo consultar un archivo en PARES, o cualquier otro archivo digital, que ir al archivo histórico correspondiente. Por que, de entrada, se conoce a los archiveros, personas que pueden ayudarnos, y mucho en nuestras labores de consulta, sea como investigadores o ciudadanos interesados.

        Por todo ello, no podríamos estar más de acuerdo con su reflexión. Labor a la que, modestamente, nos sumamos.

        Atentamente,
        Sara, Israel y Daniel

        Responder

    • profile avatar

      Jaime Escribano Pizarro

      Comentó el 22/06/2021 a las 11:21:13

      Estimados Daniel, Sara e Israel,
      Enhorabuena por vuestro trabajo. Al igual que vosotros, considero muy oportuno poner (o recuperar) el acento sobre fuentes de estudio de carácter primario, últimamente las grandes olvidadas o infravaloradas, cuando en realidad son las que más información aportan. Quizás, la dificultad está en que cada vez más nos cuesta realizar buenas y oportunas interpretaciones. La sociedad digital nos abre un gran abanico de oportunidades de conocimientos, pero no sé si a la vez, nos hace menos consistentes y/o cómodos a encontrar lo que buscamos en el formato que deseamos y cuando queramos. Lástima. Más allá de esta idea, quería preguntaros si este tipo de documentos-información-datos ha permitido realizar o contribuir a la aparición de las denominadas "historias locales" en algún municipio de vuestro ámbito habitual de trabajo. Y más aún, en la ola y moda de la "despoblación", si consideráis que podría ayudar a realizar un perfil o trayectoria demográfica de una localidad concreta, con sus distintos tipos de poblamiento, para conocer cómo evolucionó su población, recogiendo por ejemplo los movimientos migratorios, sobre todo las salidas, y consecuencias derivadas, como por ejemplo, la agregación de parcelario, el abandono de viviendas, etc. Y, en este caso, si podría conectarse con algún otro tipo de censo o similar, que diera o ampliara su cobertura temporal para llegar al menos, hasta finales del siglo pasado y así dibujar un completo "horizonte de sucesos". Saludos!

      Responder

      • profile avatar

        Daniel David Martínez Romera

        Comentó el 23/06/2021 a las 17:52:46

        Estimado Jaime,

        Muchas gracias por tus palabras.

        En efecto, compartimos plenamente en la dificultad que se plantea entre los acercamientos analógico y digital. Consideramos necesario trabajar en líneas que permitan demostrar su sinergia antes que su enfrentamiento. Así, y al hilo de su pregunta, nos consta que el trabajo en clase con archivos ha supuesto más de un acercamiento físico a los mismos por parte de algunos discentes. Sin ser suficiente, no es poco, es algo de lo que partir y seguir alentando. Lo que enlaza muy bien con su inquietud sobre el despoblamiento: existe una historia local, existen unos archivos locales que reclaman gente que los conozca, los investigue y los ponga en valor. De este modo no sólo se realiza un seguimiento estadístico de cuestiones como la demografía, sino que se pueden identificar situaciones concretas que las dotan de cercanía (evolución familiar en el municipio, por ejemplo).

        Atentamente,
        Sara, Israel y Daniel

        Responder


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.